En el marco de la Escuela de Agronegocios, se brindó una charla abierta sobre comercio exterior y sus aspectos operativos. A través de los mercados de nicho y el comercio electrónico, la exportación se presenta como un hecho cercano.

Como actividad de cierre de la Escuela de Agronegocios, la primera edición realizada en Neuquén, se brindó una charla abierta y gratuita sobre exportación de alimentos. Las nuevas alternativas existentes −como los mercados de nicho y el comercio electrónico− no hacen necesario los grandes volúmenes de exportación.  Además, existen herramientas vigentes que simplifican la operatoria y promueven la vinculación con el comercio exterior.

La charla se llevó a cabo en el auditorio Edgardo A. Phielipp de Centro PyME-Adeneu y estuvo a cargo de Francisco Fariña, capacitador por parte de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional. “Lo que se busca es que el empresario pyme entienda lo que es una operación de exportación puntualmente en el aspecto comercial, se trabaja sobre las variables del marketing mix, de promoción presencial como las ferias internacionales, misiones comerciales, la parte de viajes al exterior y herramientas de marketing y la logística operativa”, dijo Fariña.

El mercado mundial es vasto y diferenciarse es una cualidad muy importante. Pero también es relevante poder detectar lo que se denomina “mercados de nicho” donde se consumen productos con ciertas especificidades, como los alimentos orgánicos, o bien apuntar a mercados pequeños.

Desde Centro PyME-Adeneu ya se están llevando adelante proyectos que generen un sello de distinción, por el momento apuntando al mercado interno, pero que sirven como ejercicio y experiencia para pensar en los mercados internacionales. Junto a grupos de productores se trabajó en iniciativas que engloben a distintos emprendimientos bajo una misma marca y que certifica la calidad de los productos. Es el caso de las “Mieles Diferenciadas Neuquinas”, que sobresalen por su calidad; “Carnes del Mallín” que avanza fuertemente en Junín de los Andes con carnes producidas en base a pastizales naturales; y “Notas de Vino” que nuclea a elaboradores que son asesorados por Centro PyME-Adeneu en el manejo del viñedo y elaboración enológica.

Fernanda Álvarez, coordinadora del Programa de Comercialización de Centro PyME-Adeneu, explicó que estas iniciativas están dirigidas al mercado local, pero a partir de estas herramientas que comprende «Argentina exporta» se favorece y facilita el acceso a mercados externos o la posibilidad de testearlos con volúmenes más pequeños.

Para Fariña “hoy en día la posibilidad del comercio electrónico y la posibilidad de nichos hace que el tema del volumen no sea indispensable. El mayor limitante es el desconocimiento de la materia y hay que entender el comercio exterior. Es posible y es muy interesante por los beneficios y el aprendizaje”. Además, el especialista sugirió que “el comercio exterior tiene que ser una estrategia para cualquier emprendedor y pyme para el mediano y largo plazo”.

Herramientas para exportar

Desde la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional se está haciendo una fuerte promoción de herramientas para exportar como “Exporta Simple” y a través de alianzas como empresas de logística como Amazon para llegar a mercados como Estados Unidos, México y Canadá.

Según un informe de Nación, Argentina se posiciona en exportación a nivel internacional y regional en algunos productos como aceite de soja, miel, maní, limones, arándanos y vinos, entre otros alimentos.

Para quienes estén interesados en conocer alternativas para exportar pueden contactarse con Centro PyME-Adeneu al correo electrónicofalvarez@adeneu.com.ar.