Exponen en un curso sobre niños víctimas y testigos

noviembre 11, 2009

El subsecretario de Justicia y Derechos Humanos cerrará el seminario, que se hará el 13 y 14 de noviembre en Rosario, Santa Fe. La actividad es organizada por el centro de capacitación del poder Judicial de esa provincia.

El  subsecretario de Justicia y Derechos  Humanos, Ricardo Riva, tendrá a su cargo la exposición de cierre del seminario “Niños víctimas y testigos, su acceso a la justicia”, organizado por el centro de capacitación del poder Judicial de Santa Fe. El curso se hará el viernes 13 y sábado 14 de noviembre, en el salón de actos de la Corte Suprema de Justicia de Rosario.

Riva estará acompañado por la directora general del Centro de Atención a la Víctima, Silvia Alonso, y el titular de la dirección general de Mediación, Miguel Nuñez. Los funcionarios neuquinos expondrán sobre la utilización en nuestra provincia de la cámara Gesell como instrumento de diagnóstico y  también de mediación penal juvenil. Además, hablarán sobre las experiencias en Neuquén de acceso de niños víctimas y testigos a los estrados judiciales.

El tema central del curso es el estado de situación a 20 años de la Convención Internacional de los Derechos del Niño. Los destinatarios son magistrados, funcionarios, integrantes de los ministerios públicos, asesores de menores, miembros del Cuerpo Médico Forense y empleados del poder Judicial. También está prevista la asistencia de abogados, psicólogos, trabajadores sociales y psicopedagogos de todo el país.

La apertura estará a cargo de María Angélica Gastaldi, miembro de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe. En las distintas exposiciones, el eje vinculante será el uso de la cámara Gesell y la necesidad tanto de una capacitación específica como de un abordaje interdisciplinario para esta tarea.

El objetivo del seminario es presentar al auditorio los estándares de derechos humanos para la protección de los niños víctimas y testigos en una sede judicial. Otro fin es advertir sobre la posible colisión de derechos de rango constitucional: por un lado, el derecho del niño o niña a no ser re-victimizado y, por el otro, el derecho de defensa del imputado y sus colorarios.