En un taller la provincia expuso sobre la implementación de instrumentos que se realiza en el Mercado Concentrador, y los resultados de una capacitación con grupos de jóvenes de comunidades mapuche.

La semana pasada, en la provincia de Tucumán, representantes del ministerio de Desarrollo Territorial participaron de un taller de Supervisión de los proyectos del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), organizado por la Unidad de Cambio Rural (UCAR). Durante dos jornadas de trabajo se realizaron exposiciones e intercambios de experiencias en relación al desarrollo rural en el marco de distintos programas que se implementan en todo el país, evaluándose la implementación de los proyectos que se ejecutan en la provincia de Neuquén y que cuentan con financiamiento internacional.

Durante el encuentro, la comitiva neuquina, integrada por referentes de la subsecretaría de Producción y del Proderpa, participó de la Mesa de Evaluación de los proyectos neuquinos, de dos instancias de intercambio de experiencias con otras provincias y fue expositora de las dos mesas debate del encuentro.

En la mesa sobre “Comercialización y mercados”, Neuquén presentó la experiencia desarrollada en el Mercado Concentrador, reconocida por ser ejemplo de articulación interinstitucional y de la utilización de diversos instrumentos para la integración al circuito productivo-comercial de productores primarios.

En la exposición se describió el potencial, alcance y características de ese organismo, que es el principal mercado mayorista de frutas y verduras de la Patagonia y que abastece a tres provincias, con un volumen de comercialización de 100 mil toneladas de frutas y verduras que son aportados por 110 pequeños productores locales y también por otras provincias del país.

Dentro de un plan de desarrollo para la ampliación y modernización del Mercado, algunas de las estrategias en los últimos tiempos apuntaron a gestionar financiamiento a través de diferentes fuentes y a la integración de pequeños productores hortícolas locales.

En este sentido, en los últimos años se han puesto en marcha distintos instrumentos con una importante inversión. A nivel provincial, desde el propio organismo se ha implementado un fondo rotatorio para productores para la compra de insumos y se está construyendo una playa de transferencia, en tanto que desde el ministerio de Desarrollo Territorial se brinda capacitación y asistencia técnica a través del Programa Hortícola del Centro PyME-Adeneu.

Con financiamiento internacional, desde la UCAR se avanza en un proyecto para la construcción de una nueva nave para los productores a través del Programa Obras Menores del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), y se ejecuta un fondo rotatorio para productores desde el Proderpa.

 

FIDA

Es un organismo de Naciones Unidas que se especializa en el desarrollo rural, con el objetivo de reducir la pobreza en ese ámbito. Los beneficiarios son pequeños productores que reciben recursos a través del financiamiento de proyectos productivos que apuntan al mejoramiento de la calidad de vida de las familias rurales que se encuentran en condiciones de pobreza.

En el caso de Neuquén, el organismo financió la implementación del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa). A nivel nacional, los programas y proyectos con financiamiento externo son administrados a través de la Unidad de Cambio Rural (UCAR), dependiente del ministerio de Agricultura de la Nación.

Este tipo de encuentro del FIDA, que se realiza semestralmente y cuya última sede había sido la provincia de Neuquén, tiene como objetivo el intercambio de experiencias y conocimientos acumulados a nivel nacional, contribuyendo con ello a mejorar la ejecución de los proyectos financiados por este organismo.

 

Capacitación a jóvenes

En la Mesa Debate “Género, Jóvenes y Pueblos Originarios”, la provincia presentó la experiencia de trabajo con jóvenes a través del Curso de Formulación de Proyectos para Jóvenes de Pueblos Originarios, llevado a cabo entre 2012 y 2013.

La capacitación que se dictó en la Patagonia a través de la UCAR apuntó a generar un espacio de formación dirigido a jóvenes de pueblos originarios para que puedan generar las capacidades necesarias con el fin de realizar diagnósticos y formular proyectos para sus comunidades. De esta iniciativa participaron asistentes de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

Como resultado de esa experiencia, en Neuquén hay cuatro proyectos aprobados por un monto superior al millón de pesos y otros tantos identificados o en etapa de formulación. Los proyectos apuntan a abordar diversos temas, como diversificación productiva frutihortícola y forrajera, infraestructura predial para producción ovina y caprina, infraestructura y equipamiento comunitario para servicios turísticos, mejora en captaciones de agua, entre otros.

Se destacó que, como resultado de esta experiencia los jóvenes pudieron conocer mejor las problemáticas de sus comunidades, vincularse con sus integrantes y buscar herramientas para brindar soluciones, como así también relacionarse con otras comunidades.

De la actividad participaron de autoridades y especialistas del FIDA, representantes del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, del ministerio de Economía y Finanzas Públicas y de la jefatura de Gabinete de Ministros, autoridades y técnicos de las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Jujuy, Tucumán, Catamarca, Misiones, Entre Ríos, Corrientes, Córdoba, Santiago del Estero, San Juan, Chaco y Mendoza.