El ciclo lo organiza el ministerio de Gobierno, Educación y Justicia, a través de la subsecretaría de Cultura, Juventud y Deporte. Continuará este viernes y sábado con más propuestas.

Música de gran nivel, murgas, artistas plásticos y un excelente marco de público en el corazón de la ciudad de Neuquén. Esa fue la postal del comienzo del ciclo de recitales gratuitos “Neuquén Vive la Música”. El ciclo lo organiza el ministerio de Gobierno, Educación y Justicia, a través de la subsecretaría de Cultura, Juventud y Deporte. Continuará este viernes y sábado con más propuestas para todos los gustos.

“Neuquén Vive la Música” se realiza por segundo año consecutivo y tiene por objetivo mostrar el trabajo que realizan las bandas emergentes y con trayectoria de los distintos géneros y estilos de nuestra provincia, además de ofrecer un escenario y sonido de primera calidad para que los artistas locales puedan desplegar su talento.

La jornada dio inicio a las 20 con la improvisación de un mural por parte de la ilustradora Pabla Arias, paralelamente en el mismo espacio estuvo montada parte de la muestra de reporteros gráficos de la Patagonia, con veinte imágenes de distintos sucesos periodísticos de actualidad. Notable cantidad de público se hizo presente en el espacio de Vuelta Obligado 50 de la capital neuquina.

Cerca de las 21 del viernes subió al escenario la primera banda “Va de Cajón”, que interpretó canciones de artistas del folclore argentino, latinoamericano y de bossa nova. Luego fue el turno de “Big Mama”, la banda interpretó canciones de artistas internacionales de raíz blusera y rockera como sello de su estilo. Cerró la jornada musical “Mother Funk”, recreando las canciones de diferentes épocas y estilos llevándolas al encantador ritmo del funk.

Entre las actuaciones de cada banda, la murga Quita Mufa se hizo presente con toda su alegría. Con integrantes de distintas edades, conformada por músicos percusionistas, bailarines con espaldares y zancos y malabaristas, realizaron coreografías alegres y divertidas e invitaron al público a participar. Combinando lo musical y lo teatral, los quitamufas generaron una simbiosis que se contagió y desplegó en el espacio urbano; ganando muchos adeptos entre bailes, gritos, tambores y cantos.

El sábado tocó “Lagrimas del Viento”, un conjunto que fusiona estilos como música celta vikingo, medieval, country, flamenco, funk, latinjazz y bluesrock en canciones propias. También estuvo “Toro Negro”, una banda de hard rock que recorre la escena regional hace cinco años. Su repertorio está formado por temas propios e incluyen covers de bandas como Led Zeppelin, AC/DC, Deep Purple y Queen, entre otros. Se sumó, luego, “Sin Pentagrama”, banda de Centenario con un repertorio integrado por temas propios, que abarca géneros como el rock, melódico, pop y reggae. La noche la cerró “Tdopplers” una banda de rock alternativo que empezó sus ensayos durante 2007. En su repertorio incluyen sonoridades y estilos que le dan una personalidad diferente a cada canción.

Durante todo el ciclo, Radio y Televisión del Neuquén (RTN) registrará las presentaciones, y al igual que en la primera edición, el material audiovisual será obsequiado en formato de videoclip a los participantes.