La capacitación intensiva congregó a 700 docentes que abordaron temas vinculados al cuidado del cuerpo, la salud sexual y el respeto por la diversidad de identidades, entre otros.

Con la lectura de cartas reflejando las experiencias vividas, culminaron ayer las jornadas de formación institucional en Educación Sexual Integral (ESI) denominadas “Es parte de la vida, es parte de la escuela”. La propuesta conformó la semana de capacitación docente organizada por el ministerio de Gobierno, Educación y Justicia, la secretaría de Educación y el Consejo Provincial de Educación.

De las actividades participaron 700 docentes que se capacitaron durante tres días en forma intensiva en las instalaciones de la EPET 8. Allí abordaron temas como el cuidado del cuerpo, la utilización de un vocabulario correcto, la salud sexual, la autonomía y el respeto por la diversidad de identidades de género sin prejuicios, entre otros.

Durante el acto de cierre, se expresaron agradecimientos y se resaltó la importancia de la realización de este tipo de jornadas. Estuvieron presentes la secretaria de Educación de la provincia, María Pasqualini; la coordinadora nacional de ESI del ministerio de Educación de la Nación; la directora del Centro Único de Apoyo Pedagógico e Investigación (CeAPI), María Marta Villará; y del director de nivel primario Danilo Casanova. También, contó con la participación de talleristas del programa nacional y de referentes provinciales.

“Cada vez que los docentes nos formamos nos agarra la movilización interna y la llevamos a las escuelas, y ahí nos encontramos con personas que no comparten nuestras miradas y yo los insto a que no bajen los brazos”, expresó Pasqualini. Asimismo, la secretaria manifestó que “en la jornada institucional de abril se va a trabajar este tema porque tiene que estar involucrada toda la escuela y no sólo los docentes que participaron de esta capacitación”.

Por su parte, Mirta Marina dijo que “la educación sexual integral es un derecho de los chicos y las chicas y tiene que ser una política continua” y adelantó la intención de reiterar la capacitación en Neuquén capital para llegar a más docentes.

Los encuentros buscaron promover la construcción de lineamientos educativos curriculares en consonancia con las acciones federales, fortaleciendo los ámbitos de trabajo multisectoriales como educación, salud, derechos humanos, infancia y juventud, entre otros. Además, se pretende que los docentes participantes repliquen lo vivenciado en sus escuelas para llegar a más docentes y familias.

Temáticas abordadas por ESI

En su artículo 3, la Ley Nacional N° 26.150 establece los objetivos del programa, entre los que se encuentran incorporar la educación sexual integral dentro de las propuestas educativas orientadas a la formación armónica, equilibrada y permanente de las personas; asegurar la transmisión de conocimientos pertinentes, precisos, confiables y actualizados sobre los distintos aspectos involucrados; promover actitudes responsables ante la sexualidad; prevenir los problemas relacionados con la salud en general y la salud sexual y reproductiva; y procurar la igualdad de trato y oportunidades para varones y mujeres.

Pero los contenidos no se tratan de igual manera en todas las edades escolares, sino que se adecúan a las condiciones particulares de niños, adolescentes y jóvenes que transitan por la escuela.

Por ello, en el nivel inicial se promueven hábitos de cuidado del cuerpo, la utilización de un vocabulario correcto para nombrar las partes del cuerpo, el reconocimiento de la intimidad propia y ajena, la expresión de los afectos y el desarrollo de comportamientos de autoprotección, entre otros. Mientras que en el nivel primario se promueve el reconocimiento del cuerpo como totalidad con necesidades de afecto, cuidado y valoración, salud sexual y reproductiva desde una mirada integral.

Ya en el nivel medio se trabaja atendiendo las inquietudes propias de cada edad. Con los adolescentes y jóvenes se intenta fortalecer la construcción de autonomía, el respeto a la diversidad de identidades sin prejuicios por la orientación sexual, las identidades de género, la apariencia física y las identidades étnicas o culturales.