Exitoso cierre de capacitación en producción frutícola orgánica

noviembre 20, 2009

Finalizó ayer el curso de formación de asesores en producción orgánica aplicada a la cadena frutícola. Lo organizó el Proyecto de Desarrollo de la Agricultura Orgánica Argentina (Prodao) y el Centro PyME- Adeneu.Terminó este jueves el curso de formación de Asesores en producción orgánica aplicada a la cadena frutícola con una exposición en las chacras de Vista Alegre Norte. El curso organizado por el Proyecto de Desarrollo de la Agricultura Orgánica Argentina (Prodao) junto al Centro de la Pequeña y Mediana Empresa – Agencia de Desarrollo Económico del Neuquén (Centro PyME- Adeneu), estuvo dirigido a profesionales universitarios graduados en ingeniería agronómica, que deseen especializarse como asesores, y/o actualizar sus conocimientos sobre la normativa y las exigencias de la producción orgánica.

Los disertantes del taller fueron Julio Merlo, asesor orgánico del ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, y Facundo Soria, ingeniero agrónomo del organismo nacional. La intención fue crear una masa crítica de profesionales para lograr una óptima sanidad vegetal, y continuar mejorando la oferta de exportación de productos de calidad, con el fin último de obtener certificaciones de calidad en la producción.

En tanto el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, destacó el trabajo conjunto con el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa), los técnicos del Estado y del sector privado para que “los productores adopten esta búsqueda de obtener productos orgánicos con buenos hábitos, metodologías de trabajo, y con la certificación necesaria para que llegue a la mesa del consumidor un producto que tenga tal denominación.”

El funcionario provincial consideró que hay que trabajar para una fruticultura orgánica que “tenga un mejor precio, que sea requerido en el mercado y asegure la no contaminación del medio ambiente”. “De esta manera nos da una sustentabilidad ambiental y económica para cualquier producción”, recalcó.

Por su parte, Julio Merlo habló de “la importancia de que el gobierno nacional y la provincia realicen este tipo de capacitaciones para que cada vez hayan más profesionales y productores que generen estos cambios”.

Por otro lado, agregó que la agricultura orgánica “no es una utopía. No estamos hablando de que esto lo hacen en Europa ó EEUU. Acá hay chacras orgánicas con excelente sanidad, con muy buena producción”, en referencia a los resultados obtenidos en la lucha de plagas, específicamente la de carpocapsa.

Merlo también señaló la necesidad de aplicar técnicas propias de los cultivos orgánicos a los cultivos tradicionales, para disminuir el número de aplicaciones de plaguicidas y herbidicidas, lo cual mejora el cuidado del medio ambiente e incrementa la calidad del producto para su exportación.

Argentina está entre los primeros productores orgánicos del mundo. En 2008 exportó más de 135.000 toneladas de productos orgánicos de origen vegetal, de los que el 28 por ciento correspondió a frutas frescas con una participación de las peras y manzanas superior al 90 por ciento. La Unión Europea, principal destino, absorbió el 70 % de los envíos, seguida por Estados Unidos, que adquirió un 18% del total.

El ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación promueve la formación de asesores en producción orgánica mediante el dictado de estos cursos, a fin de que cada región del país cuente con profesionales capacitados para impulsar la expansión de este sistema productivo.

Acerca del Curso

La formación de asesores en producción orgánica aplicada a la cadena frutícola constó de dos etapas, la primera fue la fase virtual, en la cual se entregaba material teórico sobre la normativa orgánica argentina, el sistema de certificación orgánica, estadísticas del SENASA y producción orgánica en Argentina. La segunda, fue la etapa presencial donde se vieron las diferencias entre las normativas de Argentina, la Unión Europea y EEUU.

En esta fase fue seleccionada la cadena de frutales de pepita debido al crecimiento observado de estos productos bajo certificación, y considerando que Neuquén se ha transformado en una de las provincias de mayor importancia en la producción de peras y manzanas orgánicas.

Por último, se trató la producción, el manejo del campo, suelo, plagas y los manejos culturales, seguidos por recorridos de campo donde se verificó en un caso práctico real todos los conceptos teóricos aprehendidos.