Exitosa jornada sobre tuberculosis

septiembre 24, 2009

Con una gran convocatoria de profesionales de la salud y estudiantes se desarrolla desde esta mañana el seminario “Yo puedo frenar la tuberculosis”. Durante la jornada se agasajó a Enrique Zabert, creador del programa de Tuberculosis en la provincia.

Liliana Guerrero referente del programa provincial sobre Tuberculosis

Profesionales del ámbito público y privado y estudiantes de la Universidad Nacional del Comahue participan de la Jornada Provincial de Tuberculosis “Yo puedo frenar la tuberculosis” que se realiza en el 6º Piso del edificio de Rentas, ubicado en Alcorta y Misiones de la ciudad de Neuquén. Se trata de una actividad que pretende concientizar sobre la enfermedad.

Liliana Guerrero, farmacéutica y referente del programa de Control de la Tuberculosis de la subsecretaría de Salud, se mostró muy satisfecha con respecto a las jornadas y manifestó que “ha superado nuestras expectativas, la gran cantidad de gente motiva a seguir haciendo las jornadas” y recordó que el martes y miércoles pasado se hicieron en Zapala.

Indicó que la idea de las jornadas tiene que ver con “instalar en el debate cotidiano los alcances de esta enfermedad con el objetivo de tenerla presente”, y añadió que “la tuberculosis no es una enfermedad grave si se detecta a tiempo, la dificultad es que sus síntomas pueden a veces pueden quedar ocultos y confundirse con una gripe común y dejarla pasar”.

Con respecto a los síntomas de la tuberculosis, la farmacéutica dijo que la enfermedad se manifiesta con una tos de quince días, sudoración y fiebre y aclaró que es importante identificar el bacilo de la tuberculosis porque sus síntomas pueden ser confundidos con los de una gripe común.

Advirtió que “frente a los síntomas, quien los padece no se quede con la idea de que pueda ser una gripe común, sino que recomendamos acercarse a su médico particular para pedir una baciloscopía (estudio bacteriológico de la tuberculosis), para confirmar o descartar la enfermedad”.

Además la referente provincial del programa advirtió que con respecto a la tuberculosis “los índices de mortalidad no son altos, pero si no identificamos la enfermedad cuanto antes la cura va a ser cada vez más difícil” pero aclaró “es una enfermedad curable”.

Durante la actividad que forma parte del Programa Nacional de Tuberculosis, se homenajeó a Enrique Zabert, neumonólogo y creador del programa de Tuberculosis en la provincia. El reconocido especialista impulsó lo que se llama el tratamiento observado.

La actividad contó con la participación de Cristina Colino, médica neumonóloga del Instituto Nacional de Epidemiología (INE). Además, sobre la situación de la enfermedad en la provincia, disertará Claudia López, del departamento de Epidemiología de la subsecretaría de Salud; mientras que en relación a la importancia de la bacteriología en la búsqueda de casos expondrá la bioquímica Graciela Torres, referente de TBC en la Red Provincial de Laboratorios.

Además, continúan realizándose presentaciones de casos clínicos: por pediatría, la doctora Lina Abram (neumonóloga); por adultos, el doctor Daniel Calfunao (clínico); y por HIV, la doctora Lucy Pérez (infectología).

Tratamiento

El tratamiento dura 6 meses, es ambulatorio y no es necesaria la internación. El tratamiento se denomina observado, es una práctica para que el paciente no concluya todo el tratamiento. Guerrero dijo que “es importante que una vez que el paciente comienza con el tratamiento a la semana de tomar el medicamento ya no contagia la enfermedad”. El tratamiento es gratuito, se puede solicitar el medicamento en cualquier centro de salud u hospital de la provincia.

Finalmente, la farmacéutica sostuvo “es importante que desde los centros privados dirijan al paciente a los centros públicos para que se le pueda brindar la medicación asociada toda en un comprimido”. Y agregó que el tratamiento que se compra de manera privada en la farmacia la toma es más complejo ya que son muchos comprimidos que el paciente debe tomar, aunque el efecto es el mismo.