Con más de 80 participantes se llevó adelante la jornada sobre cría y diferentes tipos de recría de ganado bovino.

El ministerio de Producción y Turismo, a través del Centro PyME-Adeneu, brindó una jornada de producción ganadera sobre cría y diferentes tipos de recría, que contó con la participación de más de 80 asistentes, entre productores, administradores de estancias, profesionales del agro y estudiantes.

La actividad también comprendió una recorrida por el establecimiento “El Jarillal”, ubicado en Añelo, donde realizan la recría de terneros con silaje de verdeos de verano.

La primera parte de la actividad, desarrollada durante la mañana, estuvo a cargo de Estanislao Quiroga, dedicado a ganadería bovina y actualmente asesor de un grupo en la zona de Benito Juárez. El profesional explicó que esos grupos, denominados CREA, “están integrados por productores que trabajan en conjunto para mejorar el desempeño de sus empresas. Es una entidad privada sin fines de lucro, que en el país tiene más de 50 años y el objetivo es justamente el crecimiento de las empresas agropecuarias que lo conforman”.

Durante la charla de la mañana se abordaron algunos aspectos técnicos de la cría y recría de ganado bovino, y a su vez “acercarle a los productores de Neuquén cuál fue nuestra experiencia (con el grupo CREA de Juárez) y cómo hemos hecho en estos últimos años para aumentar la productividad ganadera de nuestros campos, no con la idea de transferir una receta agronómica de qué es lo que hay que hacer, sino compartir el proceso que nos pasó y cuáles fueron las soluciones que encontramos para ver si alguna de nuestras ideas puede servir para esta zona”, indicó Quiroga.

El programa de Desarrollo Ganadero Bovino del Centro PyME-Adeneu realiza asistencia técnica a productores agrupados en diferentes zonas de Neuquén, y en Junín de los Andes se lleva adelante un trabajo similar al que implementa un grupo CREA. En abril, Quiroga y productores de Benito Juárez visitaron la zona de Añelo y al grupo de Junín de los Andes.

A partir de su visita, Quiroga analiza que Neuquén tiene un gran potencial a partir de que posee un mercado insatisfecho, “porque la producción de carne no alcanza a cubrir la demanda de la provincia. Y además tienen una gran potencialidad los valles de riego para producir forraje y engorde localmente. La gran limitante es la baja producción forrajera de los campos de secano, que limita sin duda la carga de animal en términos de vacas productoras de terneros”.

Por la tarde se organizó una recorrida por el establecimiento “El Jarillal”. Ernesto Bartusch indicó que se pudo observar “una recría de terneros sobre silo de sorgo con suplemento de maíz y recría de vaquillonas seleccionadas para registrar”. Un 20 por ciento de la hacienda es destinada para cabaña y el resto tiene destino de engorde y faena.