Unas 75 personas de Neuquén y Río Negro participaron de la actividad que se desarrolló en el Centro PyME-ADENEU. Crece el interés sobre un modo de cultivo de carácter intensivo, que permite contar con producción durante todo el año.

La semana pasada se dictó el curso teórico “Introducción a la producción de hongos sobre sustrato” de las que participaron unas 75 personas. La actividad, que se extendió durante dos jornadas, fue organizada por el Programa de Desarrollo y Promoción del Cultivo de Hongos Comestibles del Centro PyME-Adeneu.

La actividad motivó el interés de productores, emprendedores y público en general de distintas ciudades de Neuquén y Río Negro, quienes pudieron conocer aspectos vinculados a la producción de hongos a partir de sustrato elaborado con residuos vegetales, que es considerada una alternativa de diversificación productiva rentable.

Durante la jornada se abordaron aspectos técnicos vinculados al cultivo y a la cosecha, como así también el equipamiento y la infraestructura necesaria para iniciar un emprendimiento de estas características.

Este tipo de producción es de carácter intensiva, se requiere una infraestructura cerrada y demanda permanentes controles de parámetros ambientales, además de una mayor inversión. Una de las ventajas es que se puede obtener el producto todo el año, pero además tiene una mejor calidad nutricional, más volúmenes de cosecha y una mejor rentabilidad.

El curso fue dictado por Cristian Starik, coordinador del Programa de Desarrollo y Promoción del Cultivo de Hongos Comestibles, quien consideró que el alto interés por la capacitación “estuvo motivado en la difusión que ha tenido en el último tiempo esta actividad. La gente ve que es un tipo de producción que cuenta con mercado, a partir de una demanda insatisfecha de hongos que hay en la provincia, y lo van tomando como una posibilidad más real para iniciar un emprendimiento”.

Agregó que “se va conociendo más sobre el cultivo de hongos sobre sustrato, las herramientas y tecnologías disponibles y ya no es algo lejano. Hay más información y entonces el emprendedor se siente más seguro”.

Uno de los asistentes a la capacitación fue Víctor Suriano, productor de hongos de Neuquén capital, quien comentó que ya contaba con experiencia en el cultivo sobre troncos, “por eso la idea de asistir al curso fue para informarme sobre la producción sobre sustrato para ver la posibilidad de incursionar en esta alternativa. El mercado va pidiendo una continuidad en la demanda y de esta forma se puede producir casi todo el año en forma continua”.

Suriano indicó que “desde que comencé con esta actividad tengo contacto con el Programa de Hongos del Centro PyME, que es un referente en el tema y que a través de su laboratorio es el proveedor de semillas en la región. Además participo de las distintas capacitaciones que a mi modo de ver son de excelente nivel”.

Otro de los asistentes, Mauro Leonart, se encuentra construyendo una planta para la producción de hongos a base de sustrato en Senillosa. El proyecto contempla el uso de residuos forestales propios y de todo el proceso de elaboración del sustrato con el equipamiento necesario.

“Este curso me viene muy bien para refrescar conocimientos que he adquirido a través de los libros, me sirve mucho por los conocimientos y la experiencia que tienen los técnicos del Programa de Hongos”, destacó Leonart.

Agregó que “el emprendimiento que estoy realizando es gracias a toda la difusión y al trabajo que han venido haciendo durante años desde el Centro PyME-Adeneu. De hecho, no hubiese encarado esto si no hubiese estado el laboratorio de hongos”.

Temas abordados

La capacitación comenzó con un bloque de Introducción (Importancia de los hongos en el planeta, Reinos y taxonomía, Producción y consumo, Ciclo Natural / estados biológicos, Morfología, La alimentación de los hongos).

Continuó con el módulo Proceso Productivo (Ciclo productivo, Selección de sepas, El inóculo, Residuos y sustratos, La formulación, Elaboración del sustrato, Tipos de descontaminación, La inoculación o siembra, Manejo de la Incubación, Contaminantes, prevención y control, Fructificación, y Anormalidades en el desarrollo de los hongos).

Finalmente, en la última parte del curso se abordó el tema “Equipamiento e infraestructura” (Sala de inoculación, Sala de incubación y Sala de fructificación).

Producción

En la región, la producción de hongos comestibles se realiza en su mayoría bajo el sistema de troncos, cuya cosecha es únicamente en otoño, dejando sin satisfacer la gran demanda que tiene actualmente la provincia.

Por otro lado, se está por finalizar en Aluminé la construcción de una planta de elaboración e incubación de sustrato elaborado a partir de residuos que abastezca de este insumo la producción de hongos comestibles, un proyecto impulsado desde la provincia que cuenta con recursos de la Nación y el acompañamiento del municipio local.

El objetivo es generar una necesidad de mano de obra calificada, fomentando el desarrollo de emprendimientos que podrán proveerse de ese sustrato, aprovechando el potencial turístico de la zona de Aluminé y la demanda de hongos que genera la gastronomía.