Será el próximo viernes en la Casa Museo Gregorio Álvarez. También se brindará una charla explicativa a cargo de una de las integrantes del equipo científico que concretó el hallazgo.

Dentro de las actividades organizadas por el Ministerio de las Culturas en el mes del 130º aniversario del nacimiento del doctor Gregorio Álvarez, el viernes 8 se llevará adelante “Un hallazgo en Aquihueco”.

A partir de las 16.30 se exhibirá un collar de 4.100 años de antigüedad y la investigadora Valeria Ibáñez Saint Paul brindará una charla explicativa sobre el hallazgo. A continuación, se realizará un taller infantil de reproducción de collares prehistóricos de Neuquén. El taller se volverá a brindar del lunes 11 al viernes 15 de noviembre, 10 a 13.

La actividad tendrá lugar en la Casa Museo Gregorio Álvarez, ubicada en Alderete y Córdoba de la ciudad de Neuquén y permanecerá hasta el viernes 15 de noviembre inclusive, de lunes a viernes, de 8 a 15, con entrada libre y gratuita.

La importancia de un collar

El collar que se exhibirá fue hallado en el sitio arqueológico de Aquihueco. En la oportunidad se presentarán también los resultados de la investigación científica, realizada por Valeria Ibáñez Saint Paul, Claudia Della Negra, Sandra Gordillo y Adam Hajduk.

Desde el área de Patrimonio Cultural del ministerio de las Culturas se realizan investigaciones arqueológicas junto con investigadores del Conicet y del Centro de Investigaciones en Ciencias de la Tierra (Cicterra).

La investigación de divulgación científica “La importancia simbólica de un adorno personal arqueomalacológico a inicios del Holoceno tardío en Aquihueco, Neuquén, Patagonia Argentina” se publicó en la revista de ciencias sociales y humanas ATEK NA y parte de ella será presentada el viernes.

El collar fue utilizado por un niño de 11 años aproximadamente, habitante del norte de la provincia hace 4.100 años y es parte de los elementos hallados en el sitio arqueológico Aquihueco, ubicado en el Valle del río Curi Leuvú.

Fue confeccionado con caracoles oriundos del noreste argentino, hecho que permitió establecer que hubo relaciones de intercambio con poblaciones de esa zona. El caracol del género Megalobulimus es considerado multisensorial por sus propiedades físicas, por su contraste cromático y por su capacidad de producir sonidos musicales. Para su elaboración se requirieron 15 caracoles, un caracol por cada pieza del collar.

Cabe destacar el valor simbólico del accesorio, considerando a los adornos personales como parte de la indumentaria que permiten transmitir un mensaje al resto de los integrantes de un grupo, representando jerarquía, pertenencia o roles sociales dentro de una comunidad.