El objetivo principal es la resolución de los problemas de anegamientos y erosiones de las calles mediante la ejecución de obras de infraestructura. Los trabajos demandarían más de 11 millones de dólares. Ayer se realizó la instancia de consulta pública en la localidad.

Con la intención de mejorar los servicios en Aluminé, se prevé la concreción de un proyecto de desagües pluvioaluvionales, cuya inversión se estima en 11 millones de dólares. Con ese propósito, ayer se realizó la instancia de consulta pública en la localidad, con la presencia de referentes provinciales, municipales y público interesado en evaluar la propuesta.

El objetivo principal de la obra es la resolución de los problemas de anegamientos y erosiones de las calles, mediante la ejecución de obras de conducción superficial en cordones cunetas y badenes, obras de captación mediante sumideros y rejas, además de algunas obras de conducción secundaria.

La consulta pública se realizó ayer con la presencia del intendente de la localidad, Gabriel Álamo; la presidenta del Concejo Deliberante, Mariela Gutiérrez; la secretaria de Gobierno local, Miryam Villa; la de Obras y Planificación Urbana, Valeria Duboscq; el director provincial de la subsecretaría de Recursos Hídricos, Daniel Lima; el director de Evaluación y Formulación de proyectos de la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Financiamiento Externo (Upefe), César Gómez y público en general.

Participaron también por la subsecretaría de Ambiente, la directora provincial de Gestión Legal, Gladys Marchese; la representante legal María Fernanda Bodart y Leandro Sánchez, como fiscalizador. Por parte del Fondo Fiduciario, la especialista social Cristina Esteban y como consultores externos, Horacio Fernández y Sergio Mendiburu, especialistas ambientales y responsables de evaluación de impacto ambiental.

El intendente Álamo explicó que “para nosotros es muy importante poder participar por primera vez en este tipo de instancia, porque además de ser una obra histórica para toda la comunidad representa el desarrollo local y mejora la calidad de vida de las y los vecinos”.

La obra estima una inversión de 11.253.705,70 dólares y el tiempo de ejecución prevé un plazo de 24 meses para la obra completa, que beneficiaría a los cinco mil habitantes de Aluminé y a los turistas que la visitan durante todo el año. Los representantes de las entidades de crédito realizarán la evaluación del proyecto y, de ser aprobado, se buscaría el financiamiento para comenzar la ejecución.

Durante la audiencia se explicó que la trama urbana tiene una forma irregular, con grandes pendientes en las calles donde se producen erosiones y puntos bajos donde el agua se acumula provocando anegamientos. Mencionaron que uno de los principales puntos críticos identificados se da por el anegamiento de la calle Lezcano en la zona aledaña al hospital, donde las cuencas del noroeste de la localidad descienden hacia el río sobre la calle Primeros Patagónicos hasta llegar al cruce con Torcuato Modarelli, cruzando por el lote donde el Banco Provincia del Neuquén (BPN) elaborará un desarrollo urbano.

El proyecto evaluado comprende el estudio general de la dinámica hídrica de los escurrimientos pluvioaluvionales en la zona de influencia de Aluminé, incluyendo entre otros aspectos la determinación de caudales de diseño de cada una de las cuencas de aporte en el área; el relevamiento y la verificación hidráulica de la infraestructura urbana actual y la definición de obras prioritarias con sus correspondientes proyectos ejecutivos.