Las autoridades del ministerio de Educación y del CPE recibieron a la comunidad educativa Centro de Educación Integral de San Ignacio. Sus 13 estudiantes compartieron la experiencia de abrir sus hogares para recibir educación.

Estudiantes de diferentes parajes de la provincia recorrieron este miércoles la ciudad de Neuquén en el marco de un viaje de estudios. El proyecto surge de una articulación con la Dirección General Educación de Jóvenes y Adultos del Consejo Provincial de Educación (CPE), a cargo de la profesora Silvia Couto, del Centro de Educación Integral (CEI) de San Ignacio.

Trece estudiantes de los parajes Aucapán centro, Aucapán arriba, Aucapán abajo, Huilquimenuco y Costa del Malleo disfrutaron la visita en la capital neuquina. Muchos compartieron que era la primera vez que visitaban la ciudad. Otros contaron que habían venido para realizar alguna consulta médica.

“Nunca es tarde para aprender” es el lema que los caracteriza. Y en ésta línea se concretó la visita que permite a los estudiantes seguir aprendiendo, fortalecer y afianzar los conocimientos adquiridos, analizados durante el ciclo lectivo septiembre-mayo, como así también integrar los grupos de estudiantes de distintas comunidades mapuches.

Uno de los puntos del recorrido fue la Casa de Gobierno neuquina, donde fueron recibidos por la subsecretaria de Unidad de Articulación de Políticas Públicas Educativas, María de Belén López.

La comunidad educativa del CEI San Ignacio fue recibida en el Consejo de Educación donde a través de una visita guiada conocieron la historia, los lugares y las actividades que se llevan adelante en el lugar.

En la sala de sesiones se reunieron con la ministra de Educación, Cristina Storioni, y la presidenta del CPE, María Susana Ferro, quienes compartieron con ellos un tiempo de charlas, testimonios y experiencias sobre la educación en las comunidades.

Las docentes recorren 120 kilómetros para llegar hasta los hogares de los estudiantes que les esperan para aprender. Las aulas son las propias casas de los alumnos. Una vez a la semana, asisten al Centro de Educación Integral para fortalecer el valor de pertenencia a la escuela. “Muestran pasión por aprender y celebran cada acción tendiente al  acompañamiento de sus trayectorias escolares”, expresaron las maestras.

Desde el CEI destacaron que las porteras toman clases en la escuela motivadas al ver a muchos vecinos de la comunidad estudiar allí.

“Celebro la tarea de las maestras que ayudan a los estudiantes para que sus familias y sus parientes también estudien; que recorren kilómetros para llevar a los territorios y a nuestros adultos oportunidades educativas”, destacó Storioni, quien resaltó la iniciativa del CPE por propulsar este proyecto sostenido desde la dirección General de Jóvenes y Adultos.

Al despedirse, la presidenta del CPE pidió un fuerte aplauso para las visitas y aseguró:  “Estamos muy contentos de conocer a esta comunidad que contagia sus ganas de aprender, de avanzar, de compartir. Es muy destacable que podamos -desde el área de educación- acompañarles en sus trayectos, en sus territorios, fortaleciendo el arraigo local y la integración de las comunidades”.