A partir de un proyecto presentado por el Centro PyME-ADENEU y que obtuvo financiamiento del Programa PROCER Instituciones, se llevó a cabo un estudio para conocer las capacidades y necesidades locales en pos de afianzar la vinculación entre ambos sectores.

Con el objetivo de fortalecer las políticas del gobierno provincial en materia de ciencia, tecnología e innovación, se llevó a cabo un relevamiento de las capacidades y necesidades locales, y se elaboró una estrategia para maximizar el vínculo entre los sectores público-privado, el sistema educativo y el sistema de Ciencia y Técnica.

El trabajo de consultoría se desarrolló a lo largo de cuatro meses. El mismo se realizó a partir de un proyecto presentado por el Centro PyME-ADENEU (dependiente del Ministerio de Producción e Industria), que contó con la aprobación para su financiamiento a través del Programa PROCER Instituciones del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

De la presentación de los resultados participaron Facundo López Raggi, ministro de Producción e Industria de Neuquén y presidente del Centro PyME-ADENEU, Guillermo Merediz, secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, Karina Perez, directora nacional de Desarrollo Regional Pyme  y Laura López Iglesias, directora de Fortalecimiento Institucional Productivo.

También estuvieron presentes Anabel Lucero Idizarri y Gabriel Di Prinzio, gerente general y referente de Energía y Minería del Centro PYME-ADENEU, respectivamente, y el equipo consultor seleccionado, integrado por Jorge Ferreiro, Diego Altube y Leonardo Azcurra.

López Raggi explicó que “estamos buscando mejorar la incorporación de valor a través de las pymes locales, de la cadena de valor hidrocarburífera y de Vaca Muerta, para generar la atracción de inversiones que el país necesita. Sumar también mayor eficiencia en todos los procesos. Si bien las operadoras y las empresas de servicios especializados son claves en la inversión, hay todo un entramado de 2500 pymes, de las cuales unas 1200 son locales, con lo cual tenemos un margen de maniobra muy fuerte”.

Destacó el apoyo mediante el Programa PROCER. “Estamos más que agradecidos por acompañarnos con los recursos, y gracias al equipo que llevó a cabo el trabajo, que nos permitió detectar las mejoras prácticas a nivel internacional y a su implementación a nivel local”, manifestó López Raggi.

Adelantó que, a corto plazo, la idea es complementar acciones con el Polo Tecnológico que está desarrollando el municipio de Neuquén capital, en conjunto con empresas privadas. A su vez, apuntó que algunas de las primeras acciones sugeridas se van a canalizar a través del Centro PyME-ADENEU.

En tanto, Merediz dijo que “el desafío permanente es atender los problemas de corto plazo, pero al mismo tiempo hay que pensar una agenda integral que va a resolver los problemas estructurales de la Argentina”, y en este punto, “agradecer a la provincia y al Centro PyME-ADENEU porque nos permiten llegar y avanzar con el sector productivo de la provincia”.

“Lo interesante del proyecto es que el entramado productivo incorpore herramientas para mejorar la competitividad”, a partir de lo cual Merediz mencionó conceptos como el de Industria 4.0, automatización e inteligencia artificial, entre otros.

La muestra a nivel local se realizó a través de la base de datos del Centro PyME-ADENEU, y se tuvo en cuenta un relevamiento realizado por la Secretaría del Copade. Unas 100 empresas respondieron una encuesta, de la que surgen las necesidades y falencias a suplir, pero también se refleja el interés que tienen las pymes de invertir en innovación.

También, se mantuvieron reuniones con centros de innovación de excelencia de distintos países, para detectar las mejores prácticas.