Nutricionistas explicaron la necesidad de revertir el desplazamiento que hubo de los alimentos naturales en el consumo cotidiano, por el sobreconsumo de procesados y ultraprocesados.

A principios de febrero, se llevó a cabo la tercera jornada hortícola organizada por el Centro PyME-Adeneu del ministerio de Producción e Industria, con el objetivo de fomentar la producción y alentar el trabajo en la tierra, las huertas comunitarias y domiciliarias. Se realizó en la Casa de la Cultura de Centenario y por el ministerio de Salud del gobierno neuquino, participó el referente en nutrición Samuel García, y la jefa del sector Nutrición del hospital de Centenario, Alejandra Maionchi.

En su presentación, se refirieron al desplazamiento del consumo de alimentos naturales en la alimentación cotidiana actual, y al sobreconsumo de alimentos procesados y ultraprocesados, acción que deriva en el detrimento de la salud y en el aumento de sobrepeso y obesidad que se manifiesta como problema desde edades más tempranas.

El ministerio de Salud provincial recomienda el frecuente consumo de frutas y verduras como claves para la buena salud. Un eslabón fundamental en esto, es el trabajo de los productores de quienes depende la calidad y sanidad de los mismos.

“De las buenas prácticas de la agricultura depende que el fruto sea saludable para nuestro consumo, eso es seguridad alimentaria”, explicó García y propuso cosechar alimentos sanos, coloridos y frescos para tener más salud.

Por su parte, Maionchi comentó que “los horticultores tienen una gran responsabilidad en la comercialización de sus alimentos”, y agregó “es indispensable pensar la posibilidad de una agricultura ecológica y autosustentable, con conciencia, cuidado del ambiente, de la producción, y tratar de no utilizar agroquímicos”.

Durante el encuentro, se compartieron y promovieron herramientas técnicas para la mejora integral y el desarrollo sustentable de la actividad hortícola en la provincia. También se mostraron las unidades demostrativas de tomate y pimiento con alto impacto tecnológico, como ferti-riego, invernaderos, uso de aminoácidos y micorrizas (simbiosis entre hongos y raíces de árboles).

En este contexto, los productores intercambiaron experiencias, generaron contactos e ideas para implementar en sus lugares. El primer día se dictaron las charlas y participaron más de 80 productores hortícolas de Centenario, localidades cercanas, y cooperativas de otras provincias. El segundo día se visitaron unidades demostrativas hortícolas.