Está vigente la convocatoria para la presentación de planes de forestación

septiembre 15, 2009

Es en el marco de la ley nacional de Bosques Cultivados, que brinda una ayuda económica no reintegrable y destinada a realizar nuevas forestaciones, también para podar o ralear plantaciones que ya existen. Neuquén hace diez años que participa activamente de esta iniciativa.
Desde la dirección de Promoción Forestal del ministerio de Desarrollo Territorial se informó que el 30 de septiembre vence el plazo para la presentación de planes de forestación y de manejo silvícola, a fin de solicitar los beneficios propiciados para el año 2010 por la Ley de Bosques Cultivados N° 25.080.

La provincia del Neuquén hace diez años que adhirió -mediante ley 2288- a esta normativa nacional y desde entonces trabaja de forma activa en distintos aspectos que involucran la reforestación o nuevas plantaciones.

Dicha área de Promoción Forestal es la encargada en Neuquén de brindar información de los alcances de la ley 25080. Sus oficinas están ubicadas en Santiago del Estero 426 de la ciudad capital, y los interesados en lograr los beneficios para la temporada 2010 de la ley de bosques cultivados pueden recabar información en esa dependencia y también en las Delegaciones Regionales que la cartera de Desarrollo Territorial posee en todo el interior de la provincia.

Además, está disponible para cualquier consulta la dirección de Producción Forestal área Patagonia de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de Nación (Sagpya) con asiento en El Bolsón, provincia de Río Negro, a través de su teléfono 02944-15635437 y su correo electrónico nefpatagonia@bariloche.inta.gov.ar

Los planes consisten en una ayuda económica no reintegrable (subsidio) que el Estado entrega por realizar nuevas forestaciones o para podar y ralear plantaciones que ya existen. Están dirigidos a productores y organizaciones intermedias (Comisiones de Fomento, Agrupaciones Indígenas, Asociaciones de Fomento Rural, Municipalidades).

La iniciativa involucra planes de forestación para la plantación de macizos o cortinas. Se incorporan nuevas especies en zonas con problemas de sobrepastoreo y erosión y con los tratamientos silviculturales (poda y raleo) se mejora la calidad de madera y los aspectos sanitarios. También se pueden presentar planes de Enriquecimiento de Bosque Nativo, para aquellos bosques que se encuentren con algún tipo de degradación.

El productor obtiene algunos beneficios adicionales además del aporte económico, como estabilidad fiscal, devolución del IVA (Impuesto al Valor Agregado) y eximición de algunos impuestos.

Beneficios en Neuquén

Más allá que el programa nacional abarque la totalidad del territorio y sea aplicable en los cuatro puntos cardinales, la Provincia posee para este tipo de programas dos zonas bien definidas: el área cordillerana ideal para la plantación de coníferas en secano y la del Alto Valle de la Confluencia y Valles Irrigados del interior para la implantación de salicáceas (sauces y álamos) bajo riego.

Para acceder, los productores deberán solicitar los formularios en la oficina de Bosques más cercana; luego completar los datos, certificar la firma en la Policía, Juez de Paz u otra autoridad competente y sacar dos fotocopias; y presentar los formularios firmados a la oficina de Bosques antes de la fecha de cierre que se cumple el 30 de setiembre del presente año.

Una vez cumplida la actividad proyectada deberán esperar 10 meses si es un plan de plantación, o 3 meses si es un plan de poda o raleo y solicitar la inspección a la oficina de la dirección de Promoción Forestal. Una vez realizada la inspección, la oficina emite un certificado para tramitar el pago de la ayuda económica.

¿Qué tipos de planes hay?

Planes individuales en los que el productor realiza la actividad con sus recursos y la ayuda económica se cobra en una cuota cuando la dirección de Bosques verifica el logro de la actividad en aproximadamente 18 meses, y por otro lado planes agrupados.

En esta modalidad, la presentación del Plan se hace por intermedio de una entidad que asesora a los productores. La ayuda económica se realiza en dos etapas, un adelanto del 30 por ciento del monto a recibir, según la actividad que se realice, y el 70 por ciento restante se otorgará una vez verificado el logro del plan.

¿Por qué conviene plantar?

La dirección de Producción Forestal área Patagonia con asiento en El Bolsón resumió los principales puntos a tener en cuenta en el momento de iniciar una actividad forestal.

De este modo, a los productores ganaderos les recomienda forestar para obtener un aumento en la producción, con bosques de reparo donde los animales puedan protegerse del sol, del viento, de la lluvia o de la nieve.

A los productores de frutales, forrajes y otros cultivos, las plantaciones (cortinas) disminuyen los daños ocasionados por el viento, como rotura de ramas, caída de flores y frutos, pérdida de calidad de la fruta, y el efecto de la helada.

En sectores que no están en producción, protege el suelo de la erosión que producen el agua y el viento.

Al tener materia prima (madera), se generan fuentes de trabajo, se la puede utilizar para varios usos como la construcción de viviendas, galpones, corrales, el consumo como leña y la fabricación de artesanías y muebles, entre tantos otros.