Lo confirmó el director del hospital, Adrián Lammel. Una filtración de agua había producido el desprendimiento de parte del cielorraso. No hubo heridos.

El director del hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén, Adrián Lammel, informó que “ya está normalizada la atención en los consultorios externos de Pediatría”, que se habían visto afectados por el desprendimiento de parte del cielorraso.

Lammel explicó que la falla del flotante de un tanque de agua provocó una filtración que terminó afectando varios paneles del cielorraso en ese sector. “Es un techo que está preparado para seguir en construcción, por lo que no ha tenido la terminación que tiene que tener una losa”, indicó y agregó que si bien “se lo quiso presentar como una cuestión catastrófica, se trató de un daño muy menor”.

Aseguró que ya se hicieron los arreglos correspondientes reemplazando los paneles dañados y que se “está atendiendo en forma normal” en el sector Pediatría.