Es para financiar costos de cosecha de fruta que será guardada en frío. El objetivo es mejorar la posición de negociación de los productores y contribuir a la obtención de mejores precios por su producción.

El ministerio de Desarrollo Territorial, a través del Centro PyME-Adeneu, informó que continúa a disposición de los productores primarios independientes de la provincia una línea crediticia destinada a financiar parcialmente los costos de cosecha de fruta que será guardada en frío. El objetivo es mejorar su posición de negociación y contribuir a la obtención de mejores precios por su producción.

El financiamiento se encuentra dentro de la Línea “Impulso y Reconversión de la actividad frutícola provincial” presentada el año pasado, que hasta el momento ha permitido otorgar más de 1,5 millones de pesos en diversos proyectos.

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, indicó que “desde la Provincia contamos con distintos instrumentos y gestionamos recursos para brindar apoyo al sector. Esta alternativa de financiamiento es uno de ellos”.

Agregó que “en forma permanente continuamos realizando gestiones y es por eso que la semana próxima mantendremos en Buenos Aires un encuentro con funcionarios del ministerio de Agricultura de la Nación”.

Créditos

Con esta línea se busca aportar fondos al productor que decide guardar la producción en frío, para que pueda afrontar los costos de la cosecha de esa fruta, considerando que el costo del frío se paga al momento de retirar la fruta.

La operatoria considera la superficie plantada que tiene cada productor, así como también la decisión de los kilogramos de fruta que se guardará en frío en cada caso.

Se determinaron montos máximos disponibles por productor en función de la superficie productiva. En caso de productores de 0 a 10 hectáreas se financiará un monto máximo de 40.000 pesos; de 10 a 20 hasta 80.000 pesos; de 20 a 30 hectáreas hasta 120.000 pesos y más de 30 hectáreas hasta 150.000 pesos.

A los efectos de determinar el monto específico por productor se considera que el valor a cubrir por bin cosechado y guardado en frío será de 200 pesos, en tanto que la cantidad de bines de fruta cosechada y guardada en frío que se financiará por hectárea neta plantada será de 20.

El plazo máximo a financiar será de diez meses y la tasa de interés del 12% anual. Los interesados deberán haber participado de la Operatoria de Dispensers temporada 2013/2014, no tener deudas con organismos provinciales ni poseer juicios con la Provincia.

Los productores podrán tomar contacto con el Centro PyME-Adeneu, Sarmiento 802 de Neuquén, al teléfono 4435141. 4435141 o por mail a info@cpymeadeneu.com.ar

A través de la Línea “Impulso y Reconversión de la actividad frutícola provincial” ya se financiaron proyectos por 1.574.000 pesos, en tanto que se encuentran en proceso de desembolso de fondos otros por cerca de 1,4 millones.

Los proyectos que ya recibieron los fondos corresponden a productores de Centenario, Senillosa y Picún Leufú. Contemplaron montos desde los 26.000 a 350.000 pesos y se destinaron a reconversión de frutales de pepita, compra de bines, adquisición de un tractor y compra de una maquinaria para frutos secos.

Cabe recordar que esta línea crediticia financia hasta el 70% de la inversión prevista por proyecto, tanto individual como asociativo, hasta la suma de 350.000 pesos.

Los créditos pueden destinarse a la comercialización mediante el pre financiamiento de envases y servicios de empaque y frío; infraestructura y equipamiento para producción, cosecha y poscosecha, y reconversión productiva hacia otras variedades y/o especies, como por ejemplo frutos secos.

Instrumentos vigentes

La Provincia cuenta con distintos instrumentos destinados al sector frutícola, utilizando recursos provinciales y nacionales.

Uno de ellos es el Premio Estímulo (Ley Provincial 2595/2008), un beneficio que se otorga al productor en función de la certificación del porcentaje de daño de la fruta, certificación de calidad, y asociativismo. En la temporada 2012/2013 alcanzó a 240 productores, destinándose 3 millones de pesos.

En 2013 se distribuyeron 4 millones de pesos en concepto de aportes no reintegrables, alcanzando a 200 productores, en tanto que la excepción del pago del Impuesto Inmobiliario (500.000 pesos por año), benefició a 300 fruticultores con superficies menores a 50 hectáreas, alcanzando a unas 4.000 hectáreas.

La prefinanciación al 100% de la compra de dispensers para el control de la carpocapsa, que permite contar en tiempo y forma con los insumos para la técnica de confusión sexual, tiene como beneficiarios a 200 productores, alcanzando a unas 2.500 hectáreas y 3 millones de pesos.

En lo referente al Programa Compensador de Daños por Granizo, en la última temporada se resarció a 37 productores por un total de 5,5 millones de pesos para cubrir las pérdidas ocasionadas en 606 hectáreas productivas.