«La calidad hídrica del río Limay está dentro de los parámetros bacteriológicos y con los factores fisicoquímicos controlados”, aseguró el funcionario.

El secretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Esquivel aseguró hoy que “la calidad hídrica” del río Limay “está dentro de los parámetros bacteriológicos y con los factores fisicoquímicos también controlados”.

“A veces se quieren declarar emergencias hídricas y yo creo que no estamos en esas condiciones; estamos para trabajar, para seguir asociando responsabilidades con los municipios y con la Provincia, con los organismos y la autoridad de aplicación, y trabajar todos juntos para que los vertidos lleguen a ser cero y proteger nuestro río como lo estamos haciendo permanentemente”, indicó.

El secretario se refirió al crecimiento de la Provincia y manifestó que “por un lado nos beneficia porque genera desarrollo, expectativas y futuro, y por el otro lado, asentamientos demográficos que tenemos que controlar por parte del Estado, tanto de los ámbitos municipales como provinciales. Es un esfuerzo que todos tenemos que hacer”.

Pidió “no generar alarmas solamente por relevamientos que se hacen en el río”, sin “constancia con datos fidedignos, conocimiento científico y parámetros de laboratorio que puedan respaldar estas afirmaciones, porque son opiniones. Es decir, hay 14 puntos de vertido, hay muchos más a lo mejor, pero están todos controlados”.

Dijo que “la información que se dio desde el Colegio de Profesionales del Ambiente genera alarma, porque parece que se estuviera innovando sobre el descubrimiento de 14 puntos y, en realidad, hay puntos de descarga, hay puntos de vertido.

Esquivel manifestó que “hace tiempo venimos explicando sobre los puntos de control que llevamos sobre el río Limay, a través de la dirección provincial de Recursos Hídricos, de la AIC, a veces en forma independiente y otras veces asociados”. “Desde el área de Ambiente estamos acompañando todos estos controles y estamos destinando una partida presupuestaria adicional para seguir con los controles”, recalcó.

El funcionario aseveró que “los municipios tienen que establecer planificaciones, tienen que ejercer su autoridad de aplicación. Sabemos que al desarrollo y la invasión demográfica de los loteos inmobiliarios que los municipios autorizan a veces por excepción, luego le sobrevienen los requerimientos de los servicios y todo esto está generando una problemática muy seria, que hace a la descarga que se evidencia ya sea en los canales aluvionales que tenemos en nuestra ciudad o bien sobre el río Limay. Pero esto no genera contaminación”.