Así calificó el gobernador Gutiérrez a la inauguración, hoy, de la estación transformadora Loma Campana, que abastecerá de energía a la actividad petrolera y a la demanda de la localidad, parques industriales y emprendimientos agrícolas.

Ya se encuentra en servicio la obra de abastecimiento eléctrico que el gobierno provincial construyó para el corazón de la formación de hidrocarburos no convencionales Vaca Muerta. El gobernador Omar Gutiérrez inauguró hoy la estación transformadora (ET) Loma Campana, que demandó una inversión del orden de los 200 millones de pesos y que ya está integrada al sistema eléctrico provincial.

La estación transformadora fue construida por el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y está ubicada en el yacimiento que opera YPF, el primer desarrollo masivo de yacimientos no convencionales fuera de Norteamérica. Fue diseñada para abastecer no sólo la demanda de la población de Añelo, sino también a la industria petrolera y a los parques industriales de la ciudad.

El gobernador Omar Gutiérrez inauguró hoy la estación transformadora (ET) Loma Campana que ya está integrada al sistema eléctrico provincial.

“Es un día histórico para el desarrollo industrial, para Vaca Muerta y para Añelo. Es una obra que garantizará la energía eléctrica para los próximos 30 años para Vaca Muerta, para el pueblo de Añelo, para el actual parque industrial y para el nuevo”, sostuvo Gutiérrez durante la inauguración.

Anticipó además que el EPEN está realizando el pliego para la licitación “de otra planta transformadora que se engancha con esta. Son 190 millones de pesos más para fortalecer todo el desarrollo energético y la calidad de vida de Añelo. Esto es previsibilidad jurídica y económica”.

La ET Loma Campana es un punto de abastecimiento eléctrico en alta tensión para la localidad de Añelo y toda la zona de desarrollo hidrocarburífero no convencional más cercana. Se  diseñó  para conectarse en 132 kilovoltios a la línea en doble terna que va desde Loma de la Lata hasta El Trapial y hacer el rebaje al nivel de tensión de  33 y 13,2 kilovoltios, que son las tensiones del servicio de distribución.

La obra posee un transformador de 15 megavatios, y está construida y diseñada para soportar un transformador de hasta 45 megavatios, de manera que para aumentar la capacidad sólo es necesario cambiar el equipo.

“Es una obra que garantizará la energía eléctrica para los próximos 30 años para Vaca Muerta, para el pueblo de Añelo, para el actual parque industrial y para el nuevo”, sostuvo Gutiérrez.

Una de las salidas de 33 kV está siendo acondicionada para suministrar energía a YPF a partir de diciembre. Además, hay un campo en construcción corresponde a la empresa petrolera Total Austral SA que demandará una potencia inicial de 4,5 MVA a partir de enero de 2018.

Por otro lado, próximamente se conectará a la estación transformadora la central de 100 megavatios construida por YPF en el yacimiento, a la vez que ya está montando una segunda usina de similares características.

La nueva estación transformadora Loma Campana posee además tres campos de 13,2 kV que están previstos para la conexión de usuarios de la zona aledaña (tratadoras de residuos, empresas de servicios petroleros, etc.).

Además, se proyectó la construcción de una línea doble terna de media tensión en 33kV que vinculará a la ET Loma Campana con la nueva subestación transformadora Añelo Urbana para abastecer a la zona agroindustrial. Las obras serán financiadas por el BID y demandarán una inversión de 119 millones de pesos.

La línea está pensada para llevar energía a un desarrollo de 800 hectáreas entre los parques industriales de Añelo, donde se instalarán más de 250 empresas, algunas de las cuales ya están radicadas y otras que tienen los lotes adjudicados.

La estación transformadora (ET) Loma Campana, demandó una inversión del orden de los 200 millones de pesos.