Hoy se inician los trabajos de obra correspondientes para realizar un refuerzo a la red de distribución del sector.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que en virtud de la baja presión que se registró durante los últimos días en el barrio La Sirena de Neuquén capital, hoy se inician los trabajos de obra correspondientes para realizar un refuerzo a la red de distribución del sector.

Técnicamente la obra consiste en la ejecución de una ampliación de red desde el bombeo denominado Bejarano, mediante el tendido de 1.000 metros de cañería de PVC de 160 milímetros de diámetro sobre la calle Lanín, en el tramo que comprende desde la calle Bejarano hasta Saavedra.

Alertados por reclamos de los vecinos del sector, equipos técnicos del ente provincial verificaron el funcionamiento del sistema en el sector y determinaron la necesidad de realizar la obra de refuerzo para garantizar la disponibilidad de agua potable en cantidad para el barrio La Sirena.

Se estima que el inconveniente fue producto de las últimas ampliaciones efectuadas en las redes de distribución como asimismo las nuevas conexiones que se efectuaron en las 127 Hectáreas, que sumado a los grandes consumos producto de las altas temperaturas, provocaron una baja significativa en la presión del agua.

Personal técnico operativo del EPAS ya se encuentra trabajando en el lugar, realizando los cateos necesarios para la colocación de las cañerías a fin de mejorar la prestación del servicio en el sector afectado. Se estima que los trabajos de obra, valuados en 1 millón de pesos, demandarán un plazo de ejecución de 7 días aproximadamente.