Un equipo técnico se encuentra abocado a la toma de presión y regulación de válvulas en los sectores afectados a fin de identificar y solucionar el problema.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informa que se encuentra trabajando para resolver el inconveniente de baja presión y falta de suministro hídrico en algunos barrios del centro oeste de la ciudad de Neuquén.

Personal técnico operativo está abocado a la toma de presión y regulación de válvulas en los sectores afectados a fin de identificar y solucionar el problema. A través de este trabajo se redujo el lugar afectado por el inconveniente en el transporte de agua potable y en este momento se están realizando las maniobras para equiparar la presión en la zona.

Desde el EPAS se aclaró que la tarea de medición y regulación es una actividad que se lleva adelante regularmente en esta época del año frente al cambio considerable de temperatura y el aumento de consumo por lo que puede haberse dado una falla en una de las válvulas.

Cabe aclarar que durante este jueves personal del organismo provincial distribuyó agua potable a centros de salud y centros educativos afectados.