Debido a inconvenientes con una bomba del ramal refuerzo Leguizamón, varios barrios capitalinos experimentan baja presión de agua desde ayer.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que debido a inconvenientes con una bomba del ramal refuerzo Leguizamón, varios barrios de la ciudad de Neuquén experimentan baja presión de agua desde ayer.

Personal técnico operativo del ente ya se encuentra trabajando para resolver el problema que se estima puede demorar hasta última hora de esta tarde. La bomba afectada provoca baja presión en los barrios Limay, Río Grande, Don Bosco, Villa Florencia, Villa María, Barrio Nuevo y Altos del Limay, lo que puede derivar en faltante de agua debido a la dificultad de llenar los tanques de reserva de cada domicilio.

Se solicita a los vecinos hacer un uso responsable del agua hasta que se normalice el servicio.