Personal del organismo descubrió ayer la presencia de una cuadrilla perteneciente a la municipalidad de Neuquén efectuando una conexión de agua para una plaza del barrio Provincias Unidas.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que ayer a la mañana personal del organismo que realiza relevamientos en la ciudad de Neuquén descubrió la presencia de una cuadrilla perteneciente a la municipalidad efectuando una conexión de agua para la plaza ubicada sobre la calle Islas Malvinas entre Río Atuel, Río Diamante y Alberti, en el barrio Provincias Unidas.

La conexión clandestina es de 3/4 pulgada de diámetro en la intersección de Alberti y Río Atuel, destinada a abastecer la cisterna para el riego del espacio verde. Al momento de consultar a los operarios del municipio sobre la tarea que se encontraban realizando, se negaron a brindar información al respecto, razón por cual se procedió a la elaboración de un acta de inspección (Nº 00000312) a fin de notificar al municipio.

Esta mañana, a través de la gerencia de Control de Calidad, personal especializado realizó un muestreo en el lugar, donde se pudo corroborar la presencia de cloro, lo que indica que la conexión se efectuó a la red de distribución del EPAS.

Es importante destacar que estos trabajos no fueron autorizados por el organismo provincial, quien tiene entre sus competencias la facultad de otorgar factibilidades para la realización de nuevas conexiones, evaluando cada caso particular.

Para efectuar el mantenimiento de los espacios verdes el municipio debería contar con redes propias de agua cruda o perforaciones y arbitrar los medios necesarios para implementar sistemas de riego que no afecten el suministro de agua potable.

Desde el ente provincial se destacó que el agua es un recurso vital y de primera necesidad, por ello desde el EPAS se toma como premisa garantizar la prestación de agua potable destinada únicamente al consumo humano, acompañando el crecimiento poblacional en aquellos sectores que aún no cuentan con el servicio.