Desde las 16 se regulariza la provisión de agua en el barrio La Sirena de Neuquén capital. Una válvula dañada había afectado el suministro por la mañana.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informa que a partir de las 16 comenzó a normalizarse el suministro de agua potable en el barrio La Sirena de Neuquén. El problema se había generado durante la mañana por una rotura de una válvula de aire.

Operarios del ente trabajaron en la intersección de las calles Bejarano y Lanín para reparar la válvula perteneciente al acueducto que alimenta la cisterna LT 400, ubicada en el barrio Gregorio Álvarez.

Se solicita a la comunidad hacer uso racional del agua y ante cualquier consulta comunicarse al número telefónico del Centro de Atención al Usuario: 0800 222 4827.