Los trabajos se realizaron en el acueducto de vinculación que une el T1000 con el T200 de la zona Oeste de la ciudad de Neuquén. Personal del ente debió cerrar las llaves de ambos tanques de almacenaje para poder trabajar sin presión de agua en tres pérdidas producidas, en principio, por pinchaduras clandestinas.

Personal del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) reparó ayer el acueducto de vinculación que une el T1000 con el T200 de la zona Oeste de la ciudad de Neuquén.

El trabajo obligó a personal del ente a cerrar las llaves de ambos tanques de almacenaje para poder trabajar sin presión de agua en tres pérdidas producidas, en principio, por pinchaduras clandestinas en el sector.

Desde el EPAS se destacó que se registraron algunas bajas de presión de agua en sectores altos del Oeste de la ciudad, tales como Loteo Social y barrio 7 de Mayo, entre otras manzanas que ocupan la zona alta del Oeste neuquino y se abastecen del T1000.