El ente está finalizando los trabajos de refuerzo de la red de agua potable en Andacollo. Además, hoy comenzó la producción de la planta potabilizadora de Taquimilán, que fue ampliada.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) se encuentra finalizando los trabajos de refuerzo de la red de agua potable en la zona centro de Andacollo, que permitirán responder a la demanda de los vecinos del barrio, principalmente los domicilios y comercios de la calle Lileo, arteria neurálgica del centro de la localidad, que padecían baja presión por el desarrollo urbano

En una gestión conjunta con el municipio -el Ejecutivo local aportó los materiales y el EPAS la mano de obra y las maquinarias-, se extendieron 1.800 metros de cañería troncal de PVC con diámetros que van desde los 90 a los 110 milímetros. Hoy se colocarán los últimos 150 metros, mientras que mañana y el viernes se realizarán los enganches a las cañerías de provisión domiciliaria para que, finalmente, la obra entre en funcionamiento la próxima semana.

Por otro lado, hoy comenzó la producción de la planta potabilizadora de Taquimilán, que fue ampliada para producir 12 metros cúbicos más por hora de agua potable y reforzar así el doble sistema de aprovisionamiento que tiene la población con pozos y perforaciones. De esta forma, queda completamente subsanado el déficit de agua que presentaban algunos sectores de la localidad.

Gracias al trabajo conjunto entre provincia y el municipio en Andacollo y a la inversión en infraestructura con fondos propios del ente en Taquimilán, el EPAS mejora el servicio y acompaña el crecimiento de las localidades del interior.