El organismo lo denunció por obstruir una instalación cloacal en cercanías del arroyo Durán.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informa que en horas de la mañana de este sábado, personal de la Municipalidad de Neuquén clausuró una instalación cloacal en cercanías del arroyo Durán. 

Se trata del Pozo de Bombeo denominado 30 de Octubre ubicado en Nihuil y Palpala, a la vera del citado arroyo, que cuenta con una descarga reglamentaria habilitada por la subsecretaría de Recursos Hidricos, conforme lo establece el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento. 

Es importante destacar que el bombeo, que funciona con normalidad, posee un sistema de descarga obligatorio que sólo se activa ante contingencias o emergencias  como pueden ser las roturas de acueductos de impulsión cloacal, equipos de bombeo o bien ante  interrupciones del servicio eléctrico.  

Estas instalaciones cuentan irremediablemente con un sistema fusible para enfrentar posibles contingencias a fin de evitar poner en riesgo sanitario a la comunidad en forma directa. 

La clausura de un sistema de desborde eventual puede causar que, ante algún desperfecto severo del sistema, los domicilios aledaños al bombeo reciban los retrocesos de los efluentes cloacales en sus instalaciones sanitarias domiciliarias. 

Cabe destacar que estas instalaciones de emergencia cumplen con la normativa de ingeniería vigente que exigen los Entes Nacionales para el financiamiento de estas obras. 

Con la obstrucción efectuada en el día de la fecha, ante un eventual desperfecto, se vería afectada la población del sector aledaño al bombeo, con el mencionado retroceso de los efluentes en sus domicilios. 
Por esta razón, el Ente Provincial efectuó una denuncia policial por la negligencia con la cual se ha operado en las instalaciones cloacales, poniendo en peligro la salud de la comunidad.