Algunos barrios capitalinos podrán experimentar baja presión o falta de suministro hasta las 15 aproximadamente. Desde el organismo se solicitó a los vecinos de Melipal, Unión de Mayo y Maronese que hagan un uso responsable del agua.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que esta mañana continuarán las tareas de empalme de cañerías que comenzaron ayer en las calles Huilen y Ángel Pérez Novella; Kilka y Pasaje, y Rayen y Ángel Pérez Novella, por lo que algunos barrios podrán experimentar baja presión o falta de suministro hasta las 15 aproximadamente.

Los trabajos de empalme conectarán cañerías nuevas de gran parte del barrio Melipal a la red central de agua potable. Se les solicita a los vecinos de este barrio, así como a los de Unión de Mayo y Maronese, que hagan un uso responsable del agua hasta que finalicen las obras y se normalice el servicio.