Se suscribió un acuerdo por el cual el EPAS, la subsecretaría de Recursos Hídricos y la municipalidad de Neuquén se comprometen a implementar un plan de acción integral.

Luego de la acción de amparo presentada por la Defensoría del Pueblo de Neuquén, se firmó este lunes el acuerdo por el cual el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), la subsecretaría de Recursos Hídricos y la municipalidad de la ciudad de Neuquén se comprometen a implementar un plan de acción integral a fin de trabajar en forma conjunta en la remediación de la actual situación del arroyo Durán.

Desde el ente provincial se comprometieron acciones paliativas hasta tanto se finalice la obra del Colector Cloacal del Oeste II -próxima a iniciar-, la cual garantizará la recolección y el transporte de los líquidos cloacales atravesando la ciudad desde el extremo Oeste hacia la planta Tronador, donde se efectúa el proceso de tratamiento.

Como parte de estas acciones, el EPAS deberá efectuar la instalación de siete nuevas plantas modulares compactas en el Oeste de la ciudad, incrementar los trabajos de mantenimiento en las colectoras secundarias y máximas, proyectar el recambio de la colectora Lanín, establecer tres puntos de aporte de agua con cisterna en la calle Bejarano, válvula de descarga en calle Storni y de perforación en el canal Saavedra.

Mediante la firma se crea además una comisión de fiscalización constituida por las partes a fin de efectuar el seguimiento de los avances de los términos del acuerdo, y asimismo acompañar al organismo provincial en la búsqueda de financiamiento para aquellas acciones que aún no lo tengan.

Del mismo modo, durante las próximas reuniones se deberá trabajar en las distintas responsabilidades que recaen sobre todas las partes. Además de efectuar el monitoreo sistemático del arroyo, se deberá trabajar en el saneamiento de basurales urbanos -que durante las lluvias arrastran contaminantes a los cursos de agua-, evitar el ingreso de agua de lluvias al sistema cloacal, para lo cual se deberá efectuar un plan director pluvioaluvional, e implementar normativas municipales que posibiliten la desvinculación del sistema pluvial domiciliario del sistema cloacal.

La independencia del sistema pluvioaluvional del sanitario, como también la detección de irregularidades, será fundamental para poder cumplir con la adecuación del sistema cloacal de la ciudad, objeto principal del convenio celebrado.

La subsecretaría de Recursos Hídricos y el municipio tendrán la responsabilidad de detectar las conexiones cloacales clandestinas, como también definir acciones para la conducción y el tratamiento de líquidos cloacales de asentamientos en los que el EPAS, por reglamentación, no puede brindar el servicio. Todo ello contribuirá sustancialmente a la adecuación del sistema cloacal.