Entregaron viviendas a familias mapuches en Huncal

diciembre 14, 2009

Siete familias de la comunidad Millaín Currical recibieron este lunes las llaves de su vivienda. A la tarde se hará lo mismo en Huarenchenque con la comunidad Mellao Morales. Kaiser, destacó el trabajo mancomunado entre las comunidades y la ADUS.

El ministerio de Hacienda y Obras Públicas, a través de la subsecretaría de Viviendas y de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS), entregó siete viviendas a familias de la comunidad Millaín Currical, correspondientes al subprograma federal Rurales y Aborígenes.

Además, como parte de la gira de trabajo, la comisión encabezada por el presidente de la ADUS y del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Rodolfo Kaiser, y María Cristina Búffolo – a cargo del programa-, entregará viviendas en Huarenchenque y Moquehue.

Kaiser destacó el aspecto social de la entrega y dijo que se trata de una vivienda “para los que la van a habitar y para todos los que participaron en la construcción”. Destacó el proyecto habitacional y la manera en que se lleva a cabo, ya que contempla “las características propias de localización geográfica, la identidad cultural, social, laboral y económica” de los pobladores de la zona.

El funcionario hizo un reconocimiento al trabajo mancomunado del equipo de la ADUS de la zona con las comunidades originarias y al “compromiso de cada uno de los involucrados a fin de solucionar el problema habitacional afianzando el arraigo de los pobladores”.

La entrega de estos siete módulos se realizó en la vivienda de una de las familias, donde a modo simbólico se cortaron las cintas y se abrió “formalmente la puerta de la casa”. Allí ,cinco familias de Huncal y dos de Pichaihue recibieron de mano de las autoridades las llaves y una colección de libros del programa de la Secretaria de Cultura de Nación “Libros y Casas”.

El lonco de la comunidad, Pedro Millaín, expresó su satisfacción por “la oportunidad que se le da a cada familia de contar con su casa propia” y felicitó al gobierno provincial y “en especial a personal de ADUS por el trabajo realizado”, palabras con las que coincidieron cada uno de los beneficiarios.

Las casas

De dos dormitorios, un baño y cocina comedor. El modelo utilizado comprende una ejecución con materiales tradicionales. Las viviendas poseen una platea de hormigón armado con malla, mampostería de ladrillo cerámico, estructura resistente de columnas y encadenados de hormigón armado, revestimiento cerámico en cocina y baño, cubierta de techo de chapa de zinc con tirantería y cielo raso de madera, aberturas en aluminio, revoque grueso y fino interior y exterior, pintura látex interior e impermeabilizante tipo membrana elástica exterior, instalaciones de agua y electricidad por muros exterior.

Los habitantes de la zona coincidieron en destacar el trabajo que se realizó para que pudieran tener sus viviendas, dado que la mayoría de ellos pudo seguir de cerca la obra y algunos hasta colaboraron con los técnicos y albañiles.