Los fondos se utilizarán para obras de infraestructura y actividades productivas, presentadas a través de proyectos en el marco de las leyes 2620 y 2621.

Ayer martes se realizó en Zapala la entrega de 29 microcréditos para proyectos productivos en diversas áreas de la provincia. En total se repartieron 273 mil pesos que se utilizarán para obras de infraestructura y actividades productivas, dentro del subprograma de asistencia financiera para productores agropecuarios minifundistas (16 créditos) y el subprograma de asistencia financiera con devolución en especies para el desarrollo de la comunidad rural de la provincia (13 créditos), ambos regulados por las leyes 2620 y 2621.

Los beneficiarios de los subprogramas realizarán la instalación de sistemas de riego, refacción de cobertizos, y construcción de un gallinero, un invernadero y un tinglado. También invertirán fondos en cría de gallinas ponedoras, huertas, mejoramiento de la producción caprina y ovina, mejoramiento de la producción forrajera, producción avícola, producción de alfalfa, compra de pollos e insumos, y contratación de horas máquinas para emparejamiento de suelos.

Los beneficiarios perteneces a distintas zonas de la provincia. En zona Centro (Quili Malal, Barda Negra, Bajada Del Agrio, Zapala) se registraron 15 proyectos por un total de 143.200 pesos; mientras que en la zona Norte (La Salada, Chorriaca, Varvarco, Andacollo, Huaraco) fueron 5 proyectos por 42 mil pesos; en zona Confluencia (Colonia Nueva Esperanza, Senillosa, El Sauce, Santo Tomás) 6 proyectos por 64 mil pesos; y en la zona Sur (Pilo Lil, Paraje Nahuel Huapi, Paraje El Rincón) se aprobaron 3 proyectos cuya inversión suma 24 mil pesos.

Al término de la jornada, el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, comentó que “a la entrega de estos 29 cheques se suma otra que realizaremos en los próximos días para 20 proyectos más, los que se integran a otros 700 ya entregados para distintos sectores de la economía neuquina, en créditos desde 4 mil a más de 100 mil pesos”.

Explicó que “son créditos para el sector agropecuario del interior de la provincia, fundamentalmente de la zona Centro, Norte y Sur, que a través de las leyes 2620 y 2621 buscan financiar actividades productivas, comerciales, industriales o de servicios para aquellas personas que no son sujeto de crédito en los bancos. Las exigencias son menores, pero existe la responsabilidad de devolver los créditos, con una tasa de interés baja y accesible para que sean rentables los proyectos que se financian”.

Bertoya remarcó el mensaje que dio a los beneficiarios sobre la devolución de los créditos, que “es imprescindible para seguir nutriendo el fondo permanente creado por ley para este tipo de financiamientos, así que es muy importante que cada uno restituya lo que recibió para que podamos seguir otorgando créditos. Es un llamado tanto a la responsabilidad como a la solidaridad, ya que si este fondo pierde capital se disminuye la posibilidad de acceder a nuevos préstamos”.

De la actividad participaron el director provincial de Desarrollo Productivo, José Andino, representantes del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep), del INTA, ‎y el coordinador de Regionales del ministerio de Desarrollo Territorial, Horacio Pessolani, entre otras autoridades.