La formación tuvo una duración de nueve meses y la finalizaron 62 personas. El gobernador Omar Gutiérrez participó esta tarde del acto de cierre.

El gobernador Omar Gutiérrez encabezó esta tarde en Aluminé el acto de cierre y entrega de certificados de la diplomatura de extensión universitaria “Elementos para la comprensión y la acción en contextos de relaciones interculturales”.

Gutiérrez asistió al acto en que 62 personas que participaron de la formación recibieron su diploma. La capacitación cuenta con certificación de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) y se desarrolló durante nueve meses.

La diplomatura es el resultado de un trabajo de articulación y cooperación entre la municipalidad de Aluminé, la secretaría del COPADE, la UNCo, la Universidad de La Frontera de Chile y el Consejo Federal de Inversiones (CFI). El objetivo es dar una respuesta a la demanda concreta de la comunidad referida a tener en la localidad una propuesta de formación universitaria en una temática clave para la realidad local: la interculturalidad.

En su discurso, el gobernador consideró que la entrega de los certificados “es el corolario de un tránsito articulado y coordinado”. Aseguró que “la interculturalidad es aquí política de Estado” y agregó: “Es un ejemplo. Invito al resto a que, cuando surge alguna fricción, miremos cuál es el camino”.

Destacó la importancia de “construir consensos y poder concertar” a través del diálogo y agregó que se viven tiempos “en los cuales a veces dialogar se entiende que es discutir para ganar quién tiene la razón”.

Gutiérrez expresó que “es un objetivo y un compromiso que el gobierno de la provincia debe asumir con responsabilidad para que -al cabo de estos dos años que hay por delante- se respire y se transmita interculturalidad, respeto, coordinación, articulación y armonía en toda la provincia”.

“Tenemos este excelente ejemplo, pero este tiene que ser el curso normal y habitual de nuestros actos en toda la provincia, para que nunca más haya quien le falte el respeto y menoscabe la historia de una comunidad, para que nunca más alguien se apropie de la trayectoria de una comunidad en beneficio o interés propio, de manera demagógica y especulativa”, añadió.

Al hablar sobre las personas que culminaron la capacitación, consideró que “son 62 multiplicadores de una idea que nos lleva al triunfo de sentirnos hermanas y hermanos de la misma causa y hogar”.

Por último, el gobernador informó: “El año que viene voy a firmar un decreto para que por primera vez en su historia la Corporación Interestadual Pulmarí sea presidida por un integrante de nuestras comunidades”.

El intendente de Aluminé, Gabriel Álamo agradeció al gobernador y al secretario del COPADE, Pablo Gutiérrez Colantuono y también “a las autoridades del CFI que nos han permitido poder contar con esta diplomatura aquí en Aluminé”.

“Es importante para quienes tenemos responsabilidades políticas e institucionales generar igualdad de oportunidades”, señaló el jefe comunal.

Gutiérrez Colantuono destacó la predisposición del gobernador, de todo el equipo provincial, del equipo del COPADE; del rector de la UNCo, Gustavo Crisafulli; del secretario general del CFI, Ignacio Lamothe; del intendente Álamo y de las comunidades por este proceso que permitió culminar con la diplomatura.

“Nuestra madre, la mía y la del gobernador, pertenece a la camada de profesores de la Universidad Nacional del Comahue que hizo que esta universidad sea lo que es, y por eso se nos mezclan las emociones con las de ustedes”, dijo el secretario del COPADE y adelantó que está trabajando el gobierno provincial y la UNCo para en 2022 contar con una nueva diplomatura en herramientas pedagógicas.

Por su parte, el lonco Daniel Salazar, coordinador del Consejo Zonal Pewence, sostuvo que “hoy es un día histórico. Cuando nos imaginamos en algún momento esta idea, parecía muy loca. Todos los que están aquí hicieron posible esta actividad y agradezco al gobernador Omar Gutiérrez por promover esta herramienta tan importante; esta herramienta, que es la interculturalidad, la tenemos que multiplicar desde el lugar que nos toca a cada uno”.

Crisafulli expresó que “también es un día histórico para la universidad, nuestra universidad que en marzo del año que viene va a cumplir medio siglo; un medio siglo complejo, lleno de luces y sombras”, y recordó que esa casa de altos estudios nació primero como universidad provincial, de la mano de Felipe Sapag y lo hizo sobre la base de contribuir al desarrollo económico, social y cultural del norte de la Patagonia.

“Una universidad pública es inclusiva cuando puede llegar al mayor número de ciudadanos de este país, estén donde estén”, sostuvo Crisafulli y agradeció a todos los actores involucrados en esta iniciativa.

María Ñancucheo, coordinadora local, expresó: “Quiero agradecer a quienes piensan que este es el camino, el que elegimos. Muchos mapuches hemos elegido el camino para una interculturalidad con respeto”.

En tanto, Gustavo Ferreyra, secretario de Extensión Universitaria y apoderado de Funyder, sostuvo que “este fue un proyecto que fue de lo individual a lo colectivo, y de lo colectivo a lo diverso”. Agradeció a todos y cada uno de los que participaron y permitieron hacer realidad esta diplomatura.