La propuesta se enmarca en el programa Inclusión sobre Ruedas, financiado a través del IJAN.

Un grupo de internos de la Unidad de Detención 11 que se capacitaron en reparación de bicicletas reciclaron 200 unidades judicializadas que serán destinadas a estudiantes universitarios de bajos recursos que no dispongan de movilidad propia.

El Instituto Provincial de Juegos de Azar del Neuquén (IJAN); el pabellón universitario de la Unidad de Detención Nº 11 de la ciudad de Neuquén y el ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación; en coordinación con la Secretaría de Bienestar Universitario de la Universidad Nacional del Comahue, llevan adelante el programa Inclusión sobre Ruedas.

Se trata de un proyecto que se puso en marcha en diciembre, mediante el cual 15 reclusos de la Unidad de Detención N°11 se capacitaron en la reparación de bicicletas. El resultado fue el reciclado de 200 unidades judicializadas, que están siendo asignadas a estudiantes universitarios de bajos recursos que no dispongan de movilidad.

El presidente del IJAN, Alfredo Mónaco expresó al respecto: “Generar oportunidades de desarrollo humano y social, favoreciendo a toda nuestra comunidad a través de la promoción de la educación y el trabajo, dignificando la calidad de vida, es algo que interesa al IJAN desde su área de responsabilidad social”.

Este proyecto nació a partir de la necesidad de generar alternativas en la formación de oficios en la población de individuos privados de su libertad, con el fin de generar empleo digno y genuino, concretando nuevas oportunidades para mejorar su calidad de vida y la de toda la comunidad.

El IJAN ha invertido desde su creación, más de 612.537.000 pesos en diversos proyectos con fondos provenientes de la explotación de la actividad lúdica en el territorio provincial.