Se trata de vecinos que se acogieron al Régimen de Regularización Dominial dispuesto por la ley 2660, que replica la ley nacional. El ministerio de Desarrollo Territorial es la autoridad de aplicación de la norma a través de la Unidad de Regularización Dominial.

El ministerio de Desarrollo Territorial entregó hoy escrituras a vecinos de diferentes barrios de la ciudad de Neuquén que se acogieron a los beneficios del Régimen de Regularización Dominial establecido por la ley provincial 2660.

La cartera que conduce Leandro Bertoya es autoridad de aplicación de la norma, que fue sancionada en consonancia con la ley nacional 24.374 y que facilita la escrituración por vía administrativa –evitando un proceso judicial- a ocupantes que acrediten la posesión pública, pacífica y continua durante 3 años de inmuebles urbanos que tengan como destino principal el de casa habitación única y permanente.

En general se trata de familias que cuentan con boleto de compraventa pero por múltiples factores no pudieron concretar la escritura traslativa de dominio: fallecimiento del anterior titular, desaparición de la persona jurídica –cooperativas, empresas- que les vendió, entre otros casos.

“La provincia adhirió en su momento a la norma nacional y luego dictamos nuestra propia norma provincial, así que eso nos ha facilitado mucho la tarea. Nos da mucha felicidad poder concretar estos trámites” expresó Bertoya, y destacó que al acceder a la escrituración definitiva tanto los titulares como la sociedad aportan seguridad jurídica y los inmuebles pueden retransmitirse, donarse o heredarse.

A partir de la sanción de esa ley en 2003 se creó en Neuquén la Unidad de Regularización Dominial que depende de la coordinación general del ministerio, a cargo de Yolanda Maiolo. Desde esa fecha se entregaron 1.400 escrituras y se encuentran en proceso casi 700 más.

Maiolo explicó que el régimen sólo contempla transacciones entre privados, para lo cual los ocupantes deben demostrar que habitan desde antes del 31 de diciembre de 2005 el inmueble en cuestión, que se trata de un único inmueble y que la información catastral se encuentra en condiciones. Además, debieron presentar documentación que acreditara la adquisición de la vivienda, así fuera boleto de compraventa o de cesión.

“En general se trata de reconstruir la cadena de boletos de compraventa, que es una tarea difícil, y además la información se publica en edictos para que si existe una oposición a la escrituración los interesados puedan presentarla en tiempo y forma”, señaló.

El acto se desarrolló en la sede el ministerio y estuvo presente también el subsecretario de Tierras, Eduardo Ferrareso.

Autorización de escrituración para el Yacht Club Neuquén

En el mismo acto también se le entregó al presidente del Yacht Club Neuquén, Juan Carlos Molfino, una copia del decreto nº 2389 que acredita la adjudicación y autoriza a escriturar el lote de 711.22 metros cuadrados que posee la entidad, que fue onerosamente adquirido a la provincia tras haber pertenecido a la empresa Hidronor.

“Nosotros recibimos de Hidronor ese terreno en comodato, y cuando se disolvió la empresa pasó a la provincia, que nos la ofreció en venta y la compramos con mucho esfuerzo. Esto es un trámite de regularización de esas tierras en el que tomamos posesión legal y real tras 37 años”, señaló Molfino. Y elogió que se haya podido dar por finalizado el trámite. “Esto es trabajar en serio, en forma mancomunada con la sociedad”, aseguró.