Fueron 30 las familias beneficiadas de distintos barrios de la ciudad de Neuquén. Hay mil escrituras cuyo trámite está próximo a finalizar.

Audio Omar Gutiérrez – Gobernador

El gobernador Omar Gutiérrez participó esta mañana del acto de entrega de escrituras a adjudicatarios de viviendas construidas por el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU). La actividad se realizó en la sede de la comisión del barrio Bardas Soleadas de Neuquén capital.

Los beneficiarios pertenecen a los sectores 192 viviendas República de Italia, 142 Viviendas barrio Copol, 250 Viviendas Cooperativa 14 de septiembre, 100 Viviendas Mercantiles barrio Alta Barda y 120 Viviendas Muten.

“Vamos a redoblar el esfuerzo para que todos los vecinos sepan cómo proceder para retirar rápidamente su escritura”, comentó el gobernador.

Durante su discurso, el mandatario explicó que “en lo que va de la gestión se han completado 3.900 escrituras, hay otras mil que está próximas a terminarse y cerca de 7.000 cuyo trámite está pendiente”. Agradeció la “paciencia y el respeto” de los vecinos y manifestó: “Vamos a redoblar el esfuerzo para que todos los vecinos sepan cómo proceder para retirar rápidamente su escritura”.

Anunció que se hará una amplia campaña de difusión en los medios de comunicación y sugirió que el IPVU “podría dedicar un día al mes exclusivamente para los trámites referidos a las escrituras” y que “se buscará un lugar céntrico y otro en el oeste de la ciudad para que los vecinos no tengan que movilizarse únicamente a la sede del organismo”, que se encuentra en Paimún y Ruta 22.

La actividad se realizó en la sede de la comisión del barrio Bardas Soleadas de Neuquén capital.

Gutiérrez dijo que la entrega de escrituras es “una responsabilidad conjunta del Estado y de los adjudicatarios” y destacó que “hay certificados que expide el Poder Judicial u organismos provinciales y municipales, como la constancia de libre deuda, que tienen una vigencia, por lo que si hay demoras se cae toda la operatoria”.

Por su parte, el presidente de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el IPVU, Marcelo Sampablo, expresó que “esto les da seguridad jurídica a ustedes, la escritura es un documento que hace que la vivienda tenga el valor que tiene cualquier inmueble, más allá de que haya sido construido por el Estado”.

La escritura de un inmueble es la única forma en la que el adjudicatario tendrá certeza jurídica de la propiedad ante terceros, incluido el Estado. Además permite contratar créditos con garantía hipotecaria o servir como garantía frente a un contrato de locación.

 

Gutiérrez dijo que la entrega de escrituras es “una responsabilidad conjunta del Estado y de los adjudicatarios”.