Cocineros y cocineras dependientes de comedores provinciales recibieron la certificación en manipulación de alimentos. La capacitación tiene como objetivo mejorar la calidad y seguridad alimentaria de las y los beneficiarios.

El ministro de Desarrollo Social y Trabajo, Abel Di Luca, entregó esta tarde 60 certificados a los agentes que realizaron la formación en manipulación segura de alimentos, dependiente de la dirección de Seguridad Alimentaria de la cartera. La capacitación estuvo a cargo de la dirección de Planificación de Políticas Alimentarias de la Coordinación de Enlace Ministerial de la cartera.

Con el objetivo de brindar la mejor calidad y seguridad en la alimentación a las personas que acuden a los diez Centros de Alimentos dependientes del gobierno provincial, se llevaron a cabo diferentes encuentros con los grupos de trabajo, ampliando los conocimientos y practicando normas higiénicas adecuadas para garantizar el consumo inocuo y seguro de los alimentos.

En la apertura del encuentro realizado en el comedor Quimey, Di Luca expresó: “Agradezco el gran esfuerzo que han hecho durante la pandemia para sostener los comedores abiertos y acompañar a las familias que más lo necesitan. Esta formación les permite sumar más conocimientos, y el año que viene vamos a seguir formándonos, estudiando y juntándonos para charlar y mejorar”.

La formación estuvo a cargo de la Técnica en control Bromatológico, Gabriela Poggi. Participaron los referentes de los Centros de Alimentos de la ciudad de Neuquén, comedor Quimey; Quimey III Edad; 192 Viviendas; San Lorenzo Sur; Hipódromo III Edad; Comedor Los Hornos (Valentina Norte Rural); La Meseta; Cooperativa Río Grande; y Ayún.

Los contenidos trabajados durante el año fueron: alimentos seguros, cinco claves de la inocuidad alimentaria, enfermedades transmitidas por alimentos (ETAs), alimentos libres de gluten, entre otros.

La formación es parte de una política alimentaria que persigue el ministerio de Desarrollo Social y Trabajo, que busca mejorar la calidad alimentaria de las familias con vulnerabilidad social que acuden a los dispositivos.