Entregaron 57 microcréditos a emprendedores de distintas localidades

septiembre 5, 2011

Suman un total de 250 mil pesos para emprendimientos productivos y turísticos. La entrega se hizo efectiva en la sede del Iadep, que es el ente de financiamiento del programa provincial de Promoción del Microcrédito.

El presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Productivo (Iadep), Claudio Garretón, entregó esta mañana 57 microcréditos por un total de 250 mil pesos a productores y emprendedores de las localidades de Neuquén, Plottier, Centenario, Vista Alegre, San Patricio del Chañar, Cutral Co, Loncopué, Los Guañacos y los parajes Las Cortaderas y Las Piletas.

Están enmarcados en el programa provincial de Promoción del Microcrédito, creado por ley provincial 2610 y que prevé un monto de hasta 1,5 millones de pesos en créditos accesibles para la economía social, con una tasa del dos por ciento anual y plazos de gracia de hasta un año. La autoridad de aplicación es el ministerio de Desarrollo Territorial y el ente financiador es el Iadep.

En esta oportunidad los créditos tienen montos que van desde dos mil a cuatro mil pesos, y se destinarán a comprar maquinarias, herramientas o insumos necesarios para comenzar o apuntalar emprendimientos de diversa índole, como agricultura, turismo, crianza de animales o elaboración de alimentos, por ejemplo.

Garretón explicó que los beneficiarios son seleccionados según las recomendaciones de un comité creado ad hoc, integrado por técnicos del ministerio de Desarrollo Territorial, el Iadep y la subsecretaría de Turismo. Antes de acceder al crédito los aspirantes reciben una capacitación, y posteriormente se realiza un seguimiento de su aplicación.

Para ello “se trabaja mucho a través de las organizaciones no gubernamentales, como Alquimia o Manos Solidarias, y también cooperativas como Calf o Copelco”.

“La intención de esto es otorgar un financiamiento para capital de trabajo en emprendimientos muy cercanos a la economía social, para que la gente tenga recursos para comprar materias primas y tener un sustento de su propio trabajo”, aseguró.

Debido a que estos créditos fueron diseñados para aquellos que no pueden acceder al sistema formal financiero, funciona con garantías solidarias y a sola firma. “Lo bueno de esto es que las personas van devolviendo; personas que están en condiciones más frágiles dentro de la economía tienen una conducta muy buena en cuanto a la devolución, y de esta manera podemos ir reinvirtiendo estos fondos en el mismo programa”, expresó Garretón.

Ley 2620

La ley de creación fue sancionada en 2008, con el objetivo primordial de promocionar y fortalecer la economía social de la provincia y estimular el progreso integral de las personas o grupos con necesidades básicas insatisfechas o en situación de pobreza.

Contempla, además de la asistencia crediticia, la asistencia técnica, capacitación y acompañamiento que facilite su concreción para desarrollar posibilidades de crecimiento dentro de una economía social.

La ley entiende como Economía Social a aquella “basada en relaciones asociativas cuyo fin principal no es la mera obtención de lucro, sino la satisfacción de necesidades básicas de los integrantes de una sociedad a partir del trabajo conjunto, la solidaridad como sustento de las relaciones de producción, la toma de decisiones democráticas, la cooperación reciproca y la distribución de excedentes en función del aporte laboral o del total consumido”.