Entregaron 53 viviendas a afiliados a la mutual policial

noviembre 2, 2009

En el acto, el gobernador Jorge Sapag informó que proyecta llegar a las 7 mil soluciones habitacionales para 2010. Pidió solidaridad a quienes aún esperan su casa y no confrontar entre neuquinos. “Nadie es el propietario de los derechos humanos”, recalcó. Texto y audio del discurso del gobernador Jorge Sapag

Este lunes 2 de noviembre, 53 afiliados de la mutual de la policía de la provincia recibieron la llave de sus viviendas, construidas como parte del plan Federal.

El acto se realizó a partir de las 14.30, en el predio donde se edificaron las casas, ubicado en Antártida Argentina y Rufino Ortega de Neuquén capital y fue presidido por el gobernador Jorge Sapag.  En su discurso, el mandatario provincial anunció que proyecta alcanzar las 7 mil soluciones habitacionales para 2010.

También convocó a dejar de lado las confrontaciones y fortalecer la tolerancia entre los diferentes sectores sociales, a fin de contribuir a mantener la calidad de la convivencia en la sociedad. Recalcó que “no hay motivos para estar enfrentados, sea que uno tenga uniforme o que no lo tenga”,  y afirmó que “nadie es el propietario de los derechos humanos, de los derechos fundamentales”.

El gobernador criticó además a los abogados que lucran con juicios contra el Estado provincial por disputas de menor cuantía. “No necesitamos pleitos los neuquinos, no necesitamos abogados ni dirigentes que litiguen contra el Estado por estas cuestiones; necesitamos justamente componedores”, expresó.

Luego mencionó el ejemplo de los afiliados de la mutual de la Policía, de quienes elogió que soportaron “muchos años de lucha para lograr el techo propio”. Agregó que las viviendas que se adjudicaron a estas personas fueron “fruto del esfuerzo, fruto del trabajo, fruto de la solidaridad, fruto también de saber esperar y de tener tolerancia y respeto”.

Las casas que se entregaron corresponden al Programa Federal de Construcción de Viviendas de la Nación y tienen una superficie cubierta de 49 metros cuadrados. La obra, a cargo de la empresa Copaco, demandó una inversión total de 8,6 millones de pesos. Cada unidad habitacional tiene una planta con cocina, comedor, baño y dos dormitorios.

Las viviendas se financiaron a través del programa de Créditos Individuales Mancomunados de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS). Los adjudicatarios pagarán el préstamo en un plazo de hasta 360 meses.

Llegar a 7 mil viviendas para 2010

Jorge Sapag recordó que, desde que asumió el gobierno provincial, se gestionó la construcción de 6.600 viviendas (6.200 urbanas y 400 rurales). Precisó que, en casi dos años de gobierno, en los centros urbanos de Neuquén “tenemos, concluidas y habitadas, 1131 viviendas; en ejecución, 2.028; a iniciarse 514; y a licitar, 2.500″.  Añadió que una parte de estas soluciones habitacionales estará concluida para 2010 y que, si se suman otras 400 casas que se realizaron en zonas rurales y las que se están haciendo con programas de esfuerzo propio, “el universo de viviendas puede ampliarse a 7 mil”.

Informó también que, además de las 53 viviendas que se entregaron hoy, hay otros seis proyectos para construir unidades habitacionales junto con la mutual policial: 150 en Neuquén capital, 100 en Centenario, 17 en Junín de los Andes, 50 en San Martín de los Andes, 20 en Villa La Angostura y 15 en Aluminé.

Remarcó no obstante que “la demanda es creciente” y señaló que hay ya más de 18 mil inscriptos en el Ruprovi (Registro Único Provincial de Vivienda y Hábitat), de los cuales el 70 por ciento son personas de entre 21 y 35 años. Añadió que, ante esta situación, “el gobierno nacional y provincial, y también en su caso los gobiernos municipales, venimos a colaborar en la tarea” de construir viviendas familiares.

Destacó, sin embargo, que las soluciones habitacionales implican “un costo importante”. A modo de ejemplo, mencionó que las 6.600 casas que se hicieron o están por hacerse tendrán un costo final de “entre 800 y 900 millones de pesos, solamente las viviendas” y a ello hay que sumar la inversión en infraestructura para los servicios de  gas, luz, agua y cloacas.

Un esfuerzo de cinco años

El primer orador del acto fue el presidente de la mutual policial, Osvaldo Almendra, quien recalcó que la idea de hacer estas casas surgió hace cinco años, cuando el organismo accedió a un subsidio reintegrable del gobierno provincial para comprar el terreno. Destacó luego que, pese a los obstáculos que debieron sortear desde entonces, todos los afiliados “el reclamo lo canalizaron siempre a través de su institución”.

Uno de los adjudicatarios, Edgardo Enrique Sepúlveda, que habló en nombre de todos sus pares, pidió recordar al anterior titular de la mutual policial, Aldo Menquinez, uno de los impulsores de la construcción de las viviendas.  “Y hoy hemos cumplido el sueño de tener nuestra vivienda, por eso les decimos: bienvenidos a nuestro barrio”, remarcó.

Tras los discursos, el acto continuó con la entrega de las llaves a los futuros propietarios y luego las autoridades cortaron simbólicamente las cintas en la puerta de acceso de una de las viviendas. Además, cada adjudicatario recibió un paquete con 18 volúmenes del  programa Libros y Casas, que desarrolla la agencia con la secretaria  de Cultura de la Nación  y tiene por objeto fomentar la lectura.

Junto con el gobernador, participaron del acto la vicegobernadora Ana Pechen; las ministras de Coordinación de Gabinete, Zulma Reina, y de Hacienda y Obras Públicas, Esther Ruiz; el secretario de Estado de Seguridad, Guillermo Pellini: el senador nacional Horacio Lores; los diputados provinciales José Pino Russo, Carlos González, Graciela Castañón y Jorge Della Gáspera. También el presidente de la ADUS y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Rodolfo Káiser; el vicepresidente de la ADUS, Marcelo Sampablo; y los subsecretarios de Seguridad, Miguel Novoa, de  Obras Públicas, Ricardo Esteves, de Hacienda, María Albiger, de Derechos Humanos, Ricardo Riva, y de Información Pública, Antonio Artaza.