Muchas gracias, la verdad que (el intendente de Senillosa) Hugo (Moenne) en su ansiedad por hacer, hacer y hacer ya daba por hechas y casi habilitadas las viviendas, porque después de la reunión en la cual fue a gestionar y se encontró con una respuesta en el momento. Con él tenemos el gran anhelo de seguir ladrillo a ladrillo construyendo un espacio deportivo y cultural para ustedes.

Entregábamos un aporte de más de un millón de pesos para que en la pista que tenemos para patín puedan tener los vestuarios. Vamos a construir los vestuarios en la pista para tener al alcance de la mano de cada habitante de Senillosa el deporte, la cultura, la educación. La educación es la garantía de la igualdad de oportunidades. Nadie crece y se desarrolla individualmente o familiarmente de la mano de la droga, la violencia o la delincuencia. Queremos articular programas junto a Hugo y cada intendente para llegar, fortaleciendo el entramado social, a cada uno de ustedes.

Y se olvidaba de las viviendas. Y ayer me avisaba. Voy rumbo a Buenos Aires, tengo una reunión en Plottier en un rato más; y le dije: ‘bueno, vamos y las inauguramos’. Cuando llegué me encontré con que hemos hecho un plan de desarrollo muy lindo. Hemos hecho los estudios de impacto ambiental, la acometida de los servicios, el agua, la energía eléctrica, las plantas; y al llegar nos encontramos con algo pendiente que es un ducto para hacer la conexión de gas para todo el plan de estas 120 viviendas. La empresa está contratada, va a comenzar a construir, y el gobierno de la provincia se compromete a hacer un aporte de 1,6 millón de pesos, para que ustedes dentro de cuatro meses tengan la red de gas natural funcionando. Yo espero que cumplamos para poder volver a dar una vuelta, tomar unos mates, comer algunas tortas fritas y poder ver las casas.

Quiero agradecerles a todos, a la cooperativa, a sus directivos, a la empresa constructora, a los albañiles, a los obreros, a los beneficiarios, a Hugo y todo su equipo, a los empleados del Instituto Provincial de Vivienda (y Urbanismo), a las autoridades del actual gobierno y del anterior -provincial y nacional- que han gestionado y conseguido los fondos para poder llevar adelante este plan de viviendas.

Estamos muy contentos con el presente y el porvenir de Senillosa. Hugo hablaba de una obra histórica que va a marcar un antes y un después para Senillosa. Con un monto de casi 87 millones de pesos, estamos haciendo una planta de tratamiento de efluentes cloacales. Vamos a fortalecer la actual planta de bombeo, vamos a hacer dos nuevas plantas de bombeo y todo el mantenimiento de las redes de cloacas existentes, y vamos a construir nuevas redes.

Y además estamos también en los próximos días lanzando una obra importante que es el desarrollo del parque costero, para que cada habitante de Senillosa se pueda apropiar de ese espacio público, para fortalecer el turismo y para que en cada espacio público, en la responsabilidad y seriedad que cada neuquino tenga, construyamos un espacio de respeto hacia el otro.

Yo estoy muy feliz con este presente de Senillosa, porque mirar hacia atrás -como decía Don Felipe- no es para tener nostalgia sino para que tengamos claro el futuro, y en esta misión por cumplir hay que tener orgullo del pasado.

En las primeras caminatas con Hugo hace ya más de cuatro años, teníamos un sendero de escollos, de dificultades; y queríamos refundar un pueblo. Y hoy, fruto del trabajo, pero sobre todo del cariño y el amor de cada uno de ustedes, vemos que hemos ido concretando objetivos y tenemos nuevos desafíos para concretar, en la compañía y la unidad, entre todos.

Por eso yo quiero decirles que en este plan de viviendas que hemos levantado ladrillo a ladrillo, de esta manera se levanta el federalismo en nuestro país, defendiendo y construyendo las autonomías provinciales, y construyendo la identidad de cada pueblo. Acá hay pasión, amor, identidad. Y nosotros queremos trabajar codo a codo, cara a cara, barrio a barrio, calle a calle, para que entre todos construyamos nuestros pueblos llenos de amor y de respeto.

Por último quiero transmitirles algo que decía el Papa Francisco. Él decía que la casa es la belleza más linda del ser humano, porque en la vivienda nos vamos a encontrar personas de edades distintas, con procedencias distintas, con expectativas y sueños distintos; y nos vamos a encontrar en eso que es el pulmón y el corazón de la vida que es la familia, en la casa, para amarnos, para recibir amor y para darle amor al otro.

Esa es la base del desarrollo de la vida. Sin amor, sin coraje, sin responsabilidad, sin solidaridad, sin humildad, sin transparencia, no somos nada. Por eso quiero renovar mi compromiso en este agradecimiento, en esta posibilidad de trabajar desde la gobernación de la provincia junto y por cada uno de ustedes para levantar y fortalecer bien alto estos valores que nos han enseñado nuestros padres y abuelos; estos valores que estos chiquitos que están aquí nos van a enseñar, estos valores que cada maestro nos ha profundizado en su enseñanza en las escuelas en las cuales cada uno de nosotros hemos podido ir; y en nuestros chicos en quienes depositamos también la confianza en nuestros maestros de hoy para que fortalezcan nuestros valores.

Estoy convencido que nos espera un Neuquén de un porvenir y un futuro tremendos. Gracias por acompañarnos y por permitirnos trabajar junto a Hugo y a todo su equipo en forma mancomunada, al lado y con cada uno de ustedes. Los necesitamos y estamos convencidos  en las coincidencias y en la profundidad del diálogo, y cuando hay una diferencia, sin confrontaciones. No hay tiempo ya para las confrontaciones. Las confrontaciones nos dejan de espaldas a ustedes y sin la posibilidad de crecer y desarrollar. En unidad y junto a ustedes, vamos por mucho más. Muchas gracias y a disfrutar de estas viviendas.