A través del rap y del tai chi, más de 300 jóvenes trabajaron la posibilidad de sobrellevar conflictos cotidianos desde un lugar pacífico y saludable.

La subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, en conjunto con los ministerios de las Culturas y de Deportes, realizó esta mañana un encuentro de rap y tai chi.

A través de estas prácticas, que tuvieron lugar en el gimnasio del CPEM Nº 12, más de 300 estudiantes de cuarto, quinto y sexto año de colegios de nivel medio de la zona centro trabajaron la posibilidad de sobrellevar conflictos de lo cotidiano desde un lugar pacífico y saludable, promoviendo el desarrollo personal y el crecimiento individual y colectivo.

En esta actividad, que tuvo como objetivo ofrecer alternativas de abordaje destinadas a la sensibilización y prevención de consumos problemáticos, y la promoción de hábitos y estilos de vida saludables, estuvieron presentes la ministra de Ciudadanía, Vanina Merlo; el subsecretario de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, Hernán Ingelmo; y estudiantes secundarios de los CPEM N° 8, 64 y 12.

Los y las jóvenes tuvieron un primer acercamiento al tai chi, que es un arte marcial de relajación que reduce el estrés y la ansiedad, al tiempo que mejora la flexibilidad del cuerpo y el equilibrio con la mente. Presenciaron una exhibición y luego realizaron un calentamiento y un empuje de manos.

Ingelmo les dijo a los estudiantes que “el cuerpo muchas veces da señales y uno no las percibe; lo que necesitamos es ser más sensibles a nosotros mismos, porque en nosotros está ese chip que te dice lo que te ayuda y lo que no te ayuda. Es importante que cada vez nos podamos hacer más sensibles a percibir cómo nos sentimos”

Más tarde todos los asistentes disfrutaron la presentación de El núcleo rap, un grupo de jóvenes que, a través de este estilo musical, compartió mensajes de paz, inclusión, justicia social, buenos tratos y amor.