El objetivo fue compartir información del proyecto denominado “Lineamientos estratégicos para el reposicionamiento de peras y manzanas en el mercado interno”. Participaron productores, dirigentes de la federación y cámaras que los nuclean, junto con representantes de empresas frutícolas de la región.

Con la presencia de funcionarios y técnicos del ministerio de Desarrollo Territorial, representantes de empresas frutícolas de la región, dirigentes de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén y de las cámaras de productores neuquinas se realizó un taller vinculado con el proyecto “Lineamientos estratégicos para el reposicionamiento de peras y manzanas en el mercado interno”.

El objetivo del encuentro fue compartir con los distintos actores de la actividad frutícola información contenida en el mencionado proyecto, que es financiado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y ejecutado por el Centro PyME-Adeneu, como así también plantear el debate sobre posibles estrategias y acciones a realizar para reposicionar la fruta en el mercado argentino.

Al término del taller, el subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, destacó que “como continuidad del trabajo iniciado hace un tiempo con el objetivo de incrementar el consumo de manzanas y peras para el mercado interno, tuvimos una jornada de trabajo en la que se compartieron algunos datos preliminares del estudio realizado respecto de los hábitos del consumidor y las características que busca cuando se decide en el mercado interno consumir estos productos, que pueden servir como datos para la toma de decisiones de lo que podría ser una estrategia conjunta de todo el sector para aumentar el consumo”.

Agregó que “estamos muy satisfechos, los aportes fueron muy satisfactorios, se valora el esfuerzo realizado y se pone a disposición la experiencia que hay en el sector para la toma de decisiones futuras. Esto no es un punto de llegada sino un punto de partida para toda la cadena”.

Van Houtte explicó que “el estudio está todavía discutiéndose y buscándose los acuerdos necesarios para ponerlo en valor. En este sentido hubo muchos aportes, creemos que nos falta todavía volcar mucho más a las conclusiones como para que en un próximo encuentro podamos no sólo describir lo que sucede sino acordar hacia adelante los pasos a seguir”.

Por último, expresó que “en un contexto de crisis del sector es importante no sólo pararnos y gestionar la coyuntura sino mirar hacia delante, generar acuerdos de todos los eslabones de la cadena para intentar salir de esta crisis y no estar en permanente tratamiento de la coyuntura, que es difícil, pero que no debe frenarnos a la búsqueda de estos acuerdos”.

El proyecto involucra entre sus objetivos conocer el perfil del consumidor argentino, sus gustos y preferencias, describir y cuantificar los canales de distribución interna mayorista y minorista, identificar oportunidades de mejora en la distribución mayorista y minorista y desarrollar un plan de acciones que permita incrementar el consumo interno.