En el Día Mundial de la Donación de Leche Humana es importante recordar que la participación y la unión de la comunidad son fundamentales para sostener la donación de leche durante la pandemia.

En el marco del Día Mundial de la Donación de Leche Humana, que se celebra cada 19 de mayo, el Banco de Leche Humana del Neuquén (BLH) se sumó al lema 2021 “Donación de Leche Humana: la pandemia trajo cambios, tu donación trae esperanza”, con actividades en las redes sociales y participando en representación de Argentina en el Fórum de Cooperación Técnica Internacional.

En este sentido, siempre es importante recordar que donar leche materna no sólo es fácil y seguro, sino que permite garantizar una alimentación de calidad a las y los recién nacidos internados de alto riesgo.

La Red de Leche Humana del Neuquén refleja el trabajo articulado entre el BLH, el Ministerio de Salud de la provincia del Neuquén, las Zonas Sanitarias de toda la provincia, agentes y promotores de salud, instituciones de la comunidad y cada persona que participa en este gran proceso, que se orienta a garantizar leche humana pasteurizada para las y los recién nacidos, en estado crítico de salud, que no tienen la posibilidad de ser alimentados con la leche de su propia madre.

El BLH es un centro especializado que recibe leche de madres donantes de toda la provincia. Tras el proceso de pasteurización, la leche humana pasteurizada es almacenada en el stock del BLH para ser enviada a las terapias neonatales, cuando los médicos prescriben la indicación médico nutricional que especifica la necesidad del  recién nacido/a internado/a.

En este sentido, cabe aclarar que aquellas personas que estén amamantando a sus bebés pueden ser donantes de leche humana. En la provincia del Neuquén hay muchos centros de recolección de leche materna y para mayor información las vías de comunicación son: a los teléfonos 2994066430/0299-4962662 int. 3292; al correo electrónico blhnqn@gmail.com; en Facebook e Instagram como @blhnqn; o visitar la página web del BLH en https://bancolechehumana.neuquen.gob.ar

Actividades

Para este 19 de mayo, el BLH lanzó una iniciativa para toda la Red de Leche Humana del Neuquén, con el objetivo de que las personas puedan contar cómo participan en esta gran cadena comunitaria. Así, entre los testimonios de las donantes que participaron de la actividad es posible advertir la alegría, el amor y gratificación que sienten al poder ayudar a las y los bebés que lo necesitan, al igual que el acompañamiento de los equipos interdisciplinarios para despejar dudas, contener y ayudar.

Ayer, además, la jefa de servicio del Banco de Leche Humana del Neuquén, Alejandra Buiarevich, representó a Argentina en el Forum de Cooperación Técnica Internacional “Donación de Leche Humana – Lecciones aprendidas durante la pandemia COVID-19 ¿Qué más podemos hacer?”.

En dicho evento la referente compartió la actuación de la Red de Leche Humana del Neuquén durante la pandemia. En su presentación, Buiarevich afirmó que la lactancia es “un derecho universal” que todos las y los lactantes deben recibir y destacó la importancia del acompañamiento y la contención de las madres lactantes. En ese marco, explicó la labor de la Red de Leche Humana de la provincia y la importancia de todas las instituciones que participan de la misma.

Por otra parte, para este viernes 21 de mayo, a las 11, desde el BLH invitan a la comunidad a participar de un encuentro virtual que pretende unir a donantes y familias receptoras de toda la provincia con los equipos interdisciplinarios e instituciones que forman parte de la Red, en cada uno de los 39 nodos con los que cuenta. Será a través de la plataforma ZOOM y se accederá con el ID: 768 2079 6758 y el Código: BLHNQN.

Aprendizajes de la pandemia

Del Informe estadístico del 2020 de la Red de Leche Humana de la provincia del Neuquén se desprende todo el trabajo que se realizó durante el primer año de la pandemia. Un ejemplo de ello, es el trabajo que los equipos interdisciplinarios de la Red de Leche Humana provincial sostuvieron con protocolos de seguridad y  equipos de protección personal (EPP) y las visitas a madres donantes fueron programadas en pleno aislamiento, aún frente a adversidades climáticas de algunas zonas de la provincia y las distancias que no resultaron un obstáculo.

Con horarios laborales extendidos en los hogares, a través de la virtualidad, la conexión de las madres donantes y los integrantes de la Red fue permanente, oportuna y acertada. De igual manera, tanto la recolección de leches crudas como la entrega de leche pasteurizada se concretaron como actividades esenciales en un contexto distinto que logró fortalecer a los equipos.