En Neuquén impulsan la Semana de la Vacunación de las Américas

abril 23, 2012

Se desarrolla desde el 21 al 28 de abril y su objetivo es focalizar en estrategias de vacunación y control de dosis aplicadas en los centros asistenciales de Salud Pública.

La 10º Semana de la Vacunación de las Américas (SVA), impulsada desde el programa de Inmunizaciones y Vigilancia de las Enfermedades Inmunoprevenibles de la subsecretaría de Salud, se desarrolla del 21 al 28 de abril.

La “Semana de la tos convulsa” (como se denomina en nuestro país) tiene como objetivo completar las coberturas de vacunación -incrementar la vacunación en menores de dos años y embarazadas- y alcanzar la meta de que al menos en cincuenta escuelas de la provincia se trabaje la temática.

En la SVA “queremos reforzar los esquemas de vacunación y lograr el cien por ciento de cobertura en los menores de dos años”, expresó la referente del programa Josefina Luro e informó que se trabajará para que los padres de estos niños identifiquen sí a sus hijos les falta alguna vacuna.

Por otro lado, “desde los hospitales y centros se van a revisar los carnet de vacunación y se generarán estrategias especiales para convocar a los niños que no han asistido al control”, comentó Luro.

Con respecto al grupo en edad escolar explicó “A las escuelas vamos siempre, estamos vacunando y viendo los carnet a los 5 y 6 años, y a los 11”.

En relación a la “Semana de la Tos Convulsa”, Luro dijo que “a los 5 y 6 años, comenzamos a hacer los refuerzos de triple bacteriana, que tiene el componente para esa enfermedad” detalló y mencionó que a esa edad “también se aplica el refuerzo de Sabín y Triple Viral, que protege contra todas esas enfermedades que previnimos en la primera infancia”.

Como parte de la SVA “tenemos programadas actividades en jardín de infantes y en las escuelas primarias”, dado a que este año “confluimos con una estrategia especial con referentes de educación”, expresó Luro.

Está previsto trabajar sobre la vacunación en distintos espacios de sensibilización. Se van a realizar charlas del tipo “clase abierta” para informar y dialogar “para que el niño y su familia reciban toda la información a tiempo”.

También se van a explicar aspectos sobre el carnet de vacunación, “para que la comunidad lo conserve y lo valore como el documento que contiene información sobre las vacunas y los refuerzos que la personas recibe a lo largo de la vida”, explicó Luro y comentó que la propuesta que se llevará a las aulas es la de realizar un concurso de logos para el carnet de vacunación 2013.

Otro grupo en el que se busca incrementar las coberturas es el de las embarazadas, ya que es fundamental para su propia protección y la de los menores de seis meses. La referente de inmunizaciones manifestó que “es importante vacunar al cien por ciento de las embarazadas bajo control, a partir de la semana veinte de gestación, y a las mamás en el puerperio inmediato”. En este caso se trata de la vacuna triple bacteriana acelular que protege contra la tos convulsa, la difteria y el tétanos; además está en marcha la vacunación antigripal que también incluye a este grupo.

Luro destacó que los controles en el embarazo, al igual que el control del niño sano, “son oportunidades para realizar consultas al personal de salud y constatar la aplicación de las vacunas correspondientes”.

Además agregó que esta semana “nos va a permitir recuperar a toda la población que por algún motivo no pudo acceder a la vacunación, porque hay vacunas para todas las etapas de la vida y están disponibles en los establecimientos de salud pública de la provincia”.

 

Sobre la vacuna

Según el calendario de vacunación el componente que protege contra esta enfermedad se encuentra en la vacuna pentavalente, que se aplica en tres dosis: a los dos, cuatro y seis meses de edad; para luego, a los 18 meses, fortalecer la protección con la vacuna cuádruple.

En el calendario regular, a estas vacunas se suma la Sabín –que se aplica en el mismo momento que la pentavalente y la cuádruple-; la antineumococcica (a los dos, cuatro y doce meses); la triple viral a los doce meses; y la antigripal después de los seis meses de edad.