En la provincia “lo que se firmó, se cumplió”, destacó Sobisch

noviembre 13, 2007

[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 < ![endif][if gte mso 9]> < ![endif]

[if gte mso 10]>

< ![endif]El gobernador dijo que en Neuquén “no tenemos empresas fantasmas”, por eso “cuando se firma un contrato tiene el amparo del presupuesto y de los convenios”. Lo aseguró en el acto de firma del contrato de ejecución del edificio de Tribunales.

El gobernador de la provincia, Jorge Sobisch, aseguró hoy que en Neuquén “lo que se firmó, se cumplió”, al presidir el acto de firma del contrato de ejecución del edificio de Tribunales.

 

“La obra se termina porque no tenemos empresas fantasmas. Las empresas que trabajan en la provincia son de reconocida trayectoria y han cumplido con las cosas que firmaron”, aseguró rescatando a la empresa que ganó la licitación.

 

Agregó que “cuando se firma un contrato, ya prácticamente es como una ley en la provincia. Tiene el amparo del presupuesto, de los convenios y también de un trabajo que se vino llevando adelante durante muchísimo tiempo”.

 

La firma del contrato fue para la primera etapa de la denominada Ciudad Judicial, en este caso el edificio que albergará al Fuero Penal, Ministerios Públicos e Infraestructura General de Servicios. El acto se desarrolló este mediodía en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, y contó con la presencia de los miembros del Tribunal Superior de Justicia Eduardo Badano, Jorge Sommariva, Felipe Cía y Roberto Fernández.

 

En su discurso el gobernador resaltó que “la ejecución de este edificio es parte de una política sostenida en el tiempo que lleva adelante en el gobierno el Movimiento Popular Neuquino” (MPN).

 

En ese sentido hizo hincapié en sus tres periodos como gobernador y, en especial, en los casi ocho últimos años. “Hace mucho tiempo que venimos trabajando juntos por cambiar el perfil de nuestra provincia, por consolidar una provincia sustentable en el tiempo. Hay tres palabras que sintetizan nuestro pensamiento político: planificación, gestión y continuidad”, señaló.

 

Destacó que “por primera vez una administración concluye su mandato habiendo llevado adelante los edificios de los tres poderes -en alusión al correspondiente a la Legislatura y al Centro Administrativo Ministerial, en construcción-. Esto tiene una gran tarea de planificación que habla de la fortaleza de un proyecto político”.

 

 

 

Jorge Sapag era ministro de Gobierno

 

Sobisch recordó que durante su primera gestión, entre 1991 y 1995, fueron transferidas tierras provinciales a la Universidad Nacional del Comahue. Su ministro de Gobierno era el actual gobernador electo, Jorge Sapag.

 

“Le dije que tenga la prevención de reservar tierra para construir los edificios públicos, fundamentalmente el edificio de la Justicia. Quien trabajó para hacer la reserva de las tierras será el gobernador que seguro inaugure este edificio. Por eso hablo de planificación: la gestión que estamos haciendo ahora firmando este contrato, y la continuidad de una tarea independientemente del gobierno de turno”, indicó.

 

Dijo que esta planificación que contempla espacios para todos los poderes del Estado implica su jerarquización. “Dos actores de la consolidación de la República, que son la Justicia y el Poder Legislativo, son jerarquizados en Neuquén a través de un edificio, que no es poca cosa”, aseguró.

 

El objetivo, dijo, es “que la gente se sienta contenida en un espacio físico que tenga calidad y jerarquice tanto a quienes trabajan dentro como a quienes van en búsqueda de sus derechos”.

 

Por último, destacó el papel de la obra pública como parte inseparable de la política. “La política ha motorizado la obra pública y la obra pública es consecuencia de hacer política”, aseguró.

 

“Cuando miremos en la distancia las cosas que fuimos capaces de hacer, veremos que es el esfuerzo de pensar en términos políticos. Que una política inteligente nos impulse al futuro, trabajando todos los sectores juntos en beneficio de la comunidad”, expresó.