Nombres como Francisco (por el Papa), Lionel (por Messi) o Carlos (por Tévez) estuvieron entre los más elegidos. Con la modificación del Código Civil comenzaron a utilizarse otros poco habituales.

El director provincial de Registros Civiles, Santiago Núñez, informó que durante este año se registró un total de 10.200 nacimientos en toda la provincia. Esto equivale a un promedio de 28 bebés dados a luz por día.

El funcionario destacó que un 60 por ciento de los nacimientos se registró en la ciudad de Neuquén, aunque aclaró que muchas embarazadas fueron derivadas hasta esta capital de ciudades vecinas como Cutral Co e incluso de localidades rionegrinas como Cipolletti y Balsa Las Perlas.

La cifra total de nacimientos durante 2015 marca a la fecha una leve disminución con respecto a años anteriores, en los que hubo 11 mil -en 2014- y 10.600 nacimientos -en 2013-.

Además, con la modificación del nuevo Código Civil que amplió las opciones en cuanto a la elección de los nombres a partir del 1° de agosto, Nuñez señaló que “si bien se han mantenido de moda nombres como Francisco, Lionel (por Lionel Messi) o Carlos (por Carlos Tévez), empezamos a encontrarnos con nombres raros o al menos poco habituales, de artistas o cantantes de moda como Ashley, Rihanna, Lenny y Michael”.

Aclaró también que el nuevo Código Civil, “no sólo da libertad a la hora de elegir los nombres de los hijos, sino también a la hora de escribirlos. Brian, por ejemplo, ha sido registrado de todas las maneras posibles: Braian, Bryan o Brian”.

Para mujer, otros de los nombres elegidos fueron Romanella y Awka, mientras que para hombre los preferidos fueron Lucca, Maicol y Gael. En tanto que Onur y Ezel, protagonistas de telenovelas que se hicieron conocidas en el último tiempo, también estuvieron entre las opciones más buscadas por los padres.

Otra tendencia que resaltó el funcionario es la de registrar a los hijos con más de un nombre principal. “Antes se utilizaba un nombre principal y otro secundario, como Juan Pedro. Pero ahora se suelen elegir dos nombres que podrían ser principales como Ashley Rihanna”, dijo.

Con respecto a los apellidos, Núñez sostuvo que “a diferencia de otras épocas, hoy no hay una lógica de un apellido castellano con un nombre que pueda ser de ese origen también. Esa combinación ya no interesa demasiado”.

También, informó que en el último período del año se empezó a incorporar el apellido materno. “En una primera instancia hubo una tendencia más conservadora y se seguía llevando el apellido del padre. Pero desde hace un tiempo a esta parte se comenzaron a registrar cada vez más nombres con apellidos maternos”, dijo.

Aclaró también que “la opción de elegir el apellido materno se debe dar en el primer hijo del matrimonio o pareja. Todos los hijos posteriores deben llevar la misma composición del apellido”.

Por último, comentó que hubo que negar un solo nombre desde que se implementó el nuevo Código Civil. “Fue el caso de un padre que quería ponerle Agusto Mio a su hijo. Nos consultaron y nos pareció que se quería utilizar el nombre como una burla o broma. Nosotros tenemos que velar para que a lo niños los nombres no les resulten estigmatizantes, humillantes, vejatorios”, concluyó.