Personal del EPAS se encuentra trabajando para detectar el lugar de la rotura. Se evalúan sanciones a la municipalidad de Neuquén por no haber avisado sobre el hecho.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informa que una empresa contratada por la municipalidad de Neuquén afectó una cañería de impulsión cloacal en calles El Chocón y Tronador, en barrio Confluencia, provocando serios trastornos a los vecinos de la zona.

El municipio no avisó oportunamente al EPAS para avanzar en la reparación, por lo que se están evaluando posibles multas para el Poder Ejecutivo municipal. En este momento, personal de la contratista y técnicos operativos del EPAS se encuentran haciendo excavaciones en el área para hallar el punto exacto de intervención.

Desde el organismo provincial explicaron que “se trata de un trabajo sumamente complejo si no se cuenta con la información precisa. Se recibieron reclamos de desbordes cloacales y se procedió a buscar desperfectos en las bombas de impulsión sin saber que una empresa había afectado un caño”.

Cabe aclarar que el Ente brinda recurrentemente información al municipio neuquino sobre la traza de cañerías y acueductos frente a una obra que pueda afectar las instalaciones y el servicio de agua y saneamiento. Sin embargo, el municipio es negligente a la hora de informar cuando se producen roturas u obstrucciones a raíz de sus obras.