Elaboran una guía de capacitación para abordar situaciones de suicidio

septiembre 16, 2009

Del encuentro organizado por la subsecretaría de Salud de la provincia participa personal médico y técnico de hospitales y centros de Salud. Preocupación oficial por los suicidios de jóvenes.

Miriam Ciani y Viviana Herrera.

Con motivo de la conmemoración del día Internacional de Prevención del Suicidio, el 10 de septiembre, la subsecretaría de Salud organizó un Encuentro de referentes para la redacción de guías de capacitación para abordar situaciones de suicidios e intentos de suicidio, del que participa personal médico, técnico y de enfermería de hospitales y centros de Salud de la provincia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día en promedio casi tres mil personas ponen fin a su vida, y al menos 20 personas intentan suicidarse por cada una que lo consigue. En Neuquén, según datos aportados por la directora general de Atención Primaria de la Salud, Viviana Herrera, el año pasado se suicidaron 11 jóvenes de entre 15 y 20 años.

El encuentro de este miércoles tiene como objetivo elaborar una guía provincial para el abordaje de los intentos de suicidio “y lo que se llama posvención, o atención de todo el momento posterior a un suicidio, que no sólo produce la muerte sino que deja una secuela importante en toda la familia y los vínculos que la persona deja”, explicó Herrera.

Agregó que una de las características del problema social del suicidio es que “habitualmente involucra a población joven”. Desde la cartera de Salud se aborda el problema, entre otros aspectos, desde una de las líneas programáticas del plan de Salud Mental.

Esto coincide con la postura esgrimida por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, la OMS y sus colaboradores, que preconizan una terapia adecuada y medidas de seguimiento para quienes han intentado suicidarse, en conjunto con un tratamiento más mesurado del suicidio por parte de los medios de comunicación.

“Siempre pedimos que no se hagan notas sobre las particularidades de las situaciones de suicidio, no publicitarlo, porque aumentan (los casos) por fenómenos de imitación en la gente más joven”, aseguró la especialista.

Abordaje de factores de riesgo social

El fenómeno del suicidio afecta a todo el país, pero es un problema mayor en la Patagonia que tiene una tasa más alta. Como el origen es multifactorial, “el abordaje tiene que ser muy amplio”, indicó Herrera.

La referente del programa de Salud Mental, Miriam Giani, dijo que si bien la tasa “ha ido aumentando a lo largo del tiempo, este aumento tiene que ver también con una mejor calidad en el registro de la información; a veces los certificados dicen ‘paro cardiorrespiratorio’, que no especifica (la verdadera causa)”.

Esta discriminación fue posible gracias a una tarea de recuperación de datos, que llegan a dirección provincial de Estadística y Censos a través de los certificados de defunción.

El suicidio “no es un tema solamente de salud, tiene que ver con cuestiones culturales y sociales más que sanitarias o prevenibles del sector Salud. Existe un eje de trabajo en la intervención en crisis, catástrofes y situaciones traumáticas”, agregó Giani.

Destacó que en el abordaje del fenómeno “una parte es la atención del cuerpo lesionado y la otra parte es la situación emocional que se genera a partir de un hecho violento”. Para sistematizar el trabajo de abordar a los suicidas es que se está haciendo la formalización de una guía de recomendaciones.

“Primero queremos socializar la información, identificar personas en riesgo y cómo intervenir, generando factores protectores en escuelas y jardines de infantes, vínculos saludables e interacciones no violentas”, señaló.

Además mencionó que existen formas de detección precoz al identificar factores de riesgo asociados como el alcoholismo o el consumo de sustancias psicotóxicas, algunas enfermedades mentales como la esquizofrenia o trastornos de personalidad.

“La adolescencia es una edad riesgosa, no solamente por los suicidios sino por algo constitutivo que es el probar los límites. Hay que trabajar las cuestiones del orden del límite, que es social”, finalizó Giani.