El estudio será financiado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI). Demandará un plazo de ejecución de 4 meses.

Con el propósito de realizar el proyecto estructural del pavimento en las calles de Parque Industrial Neuquén (PIN), el Ministerio de Producción y Turismo –a instancias del Consorcio de Administración del PIN- requirió asistencia técnica a la Secretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo-COPADE – la cual será financiada por el Consejo Federal de Inversiones (CFI). La realización del estudio demandará un plazo de ejecución de cuatro meses y compromete una inversión de 1.200.000 pesos.

Según se indicó desde el CAPIN, el objetivo general del estudio es “desarrollar la documentación técnica con un grado de definición tal que permita la futura contratación y ejecución de las obras de pavimentación de la mayor parte de las calles del Parque Industrial Neuquén”.

Al respecto el síndico del CAPIN, Luis Romero explicó que la intención que tuvieron al solicitar tal estudio es contar con un proyecto ejecutivo que les permita gestionar el financiamiento necesario para efectuar las tareas de pavimentación en las calles del PIN Este y del PIN Oeste.

Anunció que más allá de los aportes que puedan obtener, piensan realizar la obra mediante un fideicomiso financiero sobre el cual se está trabajando en diferentes opciones, convocando a entidades financieras interesadas en participar.

A más de 40 años de su creación, en estos dos sectores del PIN están radicadas alrededor de 180 empresas. “Es necesario pensar en proyectos como éste porque fue tan grande la expansión de tierras que los servicios quedaron rezagados”, comentó Romero.

Por su parte, el gerente general del CAPIN, Cristián Giardina  mencionó como ejemplo que actualmente está a punto de finalizar la primera etapa del nuevo sistema de alumbrado público y que trabajan en pos de dotar de mayores servicios al lugar.

Durante la asistencia técnica se prevé elaborar diversos trabajos tales como el estudio de suelos de todas las arterias a pavimentar, el estudio de tránsito actual y futuro que dará la magnitud del estado de cargas al que estarán sometidas y el diseño de diferentes tipos de estructuras, definidas técnicamente como pavimentos rígidos (con calzadas de hormigón) y pavimentos flexibles (con calzadas de concreto asfáltico o de bloques de hormigón inter trabados).

Los usuarios principales de las calles del PIN son los establecimientos industriales y de servicios allí instalados. También son usuarios habituales, las empresas de logística y distribución que acceden para aprovisionar insumos y retirar productos elaborados. En general, se trata de vehículos pesados, tanto de gran porte para traslados a grandes distancias como camiones medianos para la distribución local y regional.