El valor en boca de pozo representa sólo un tercio de la factura de gas

septiembre 28, 2009

Lo informó el gobernador Jorge Sapag en un diálogo con periodistas. Recalcó que por ese motivo el aumento del recurso para las provincias productoras no tendrá impacto directo en las tarifas domiciliarias. Afirmó también que las hidroeléctricas se quedaron sin margen de ganancia.

El gobernador Jorge Sapag, en el diálogo con los periodistas

Este lunes, en un diálogo con periodistas locales, el gobernador Jorge Sapag aseguró que el precio en boca de pozo del gas “es el 30 por ciento del valor de la factura” que se paga por el consumo domiciliario y remarcó que, por eso, el aumento que piden las provincias productoras de hidrocarburos “no va a ser directo sobre la tarifa, va a ser proporcional”. El mandatario hizo estas declaraciones al concluir la presentación del programa Hablando con la Ciudad, que se realizó en la sede de la Asociación Bancaria, organizado por el Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén.

Señaló que el pedido al gobierno nacional es “un cuadro tarifario progresivo y ascendente”, que contemple la situación de los consumidores con bajos ingresos. Sostuvo también que la actualización de precios de hidrocarburos en boca de pozo “es un acto de justicia” y afirmó que “hay muchas razones por las cuales la tarifa de gas y la de electricidad tienen que actualizarse en la república”.

Respecto de las tarifas de electricidad, dijo que se mantuvieron congeladas tanto tiempo que “en las hidroeléctricas neuquinas, de las cuales la provincia de Neuquén es socia, en dos de ellas, hace años que no se cobra la electricidad que se produce”, sino que se percibe “apenas lo necesario para poder sostenerse”.

A continuación, se transcribe el diálogo completo que mantuvo el gobernador con los periodistas de medios de prensa de la región:

– Gobernador, bueno, es el lanzamiento de “Hablando con la ciudad”, y yo le preguntaba recién a los concejales que han participado del lanzamiento si es una suerte también de búsqueda de nuevas figuras dentro del partido (por el MPN). ¿Se necesita de ese tipo de búsquedas?

– Siempre los partidos tienen que hacer una renovación de cuadros y siempre tiene que pensarse en nuevos dirigentes. Y, a partir de acciones como ésta, en contacto con el ciudadano, haciendo una buena gestión como concejales, es cómo los dirigentes también se van haciendo conocer y se van presentando en sociedad. No se hace esta reunión para la búsqueda de dirigentes, sino que es una consecuencia de esto. Creo que actos como éste van a permitir ir interactuando con los ciudadanos y a los que participan como concejales, diputados, o simplemente ciudadanos o dirigentes de barrio, les permite también capacitarse, estar en contacto, tomar conocimiento y estudiar las ordenanzas o las leyes provinciales.

Todos los partidos políticos de Argentina hoy necesitan renovarse en dirigencia, así que no es (sólo) el Movimiento Popular Neuquino. Es una necesidad impostergable, pero no solamente en un solo partido sino en todos los partidos políticos en Argentina. A ver si en algún momento somos capaces de tener un proyecto de vida en común, dejar de confrontar entre dirigentes por politiquería y empezar a hacer políticas de Estado.

– Gobernador, la semana pasada (el ex gobernador) Jorge Sobisch tuvo que presentarse ante la justicia. ¿Cuál es su opinión respecto a este hecho y cómo afecta esto a la estructura del partido?

– Es un hecho que tiene que ver con la vida del poder Judicial. No tiene implicancias partidarias. Y es simplemente un hecho que tiene que ver con actuaciones del poder Judicial. Así que no tengo mayores comentarios que hacer.

– ¿Y respecto de que él dijo que quieren proscribirlo políticamente?

– No tengo mayores comentarios que hacerles. Es decir, esas son declaraciones de él y yo respeto en la democracia las opiniones de todos. Lo enmarco en el marco que tuvo: una actuación del poder Judicial y la presentación de Jorge Sobisch al poder Judicial. Ése es el marco que hay que darle. Y las declaraciones de él, ustedes las tienen.

– Volviendo un poco al lanzamiento que hoy nos convoca, la pregunta es: ¿Fue una propuesta de los concejales o es una decisión de usted como gobernador?

– Fue una propuesta de los concejales. Ustedes lo vieron. Es una presentación que hacen los concejales y fuimos invitados con Ana (Pechen, la vicegobernadora) a participar. Nos pidieron si podíamos estar y nos parece muy importante estar en éste y en todos los actos que los concejales de toda la provincia organicen para el lanzamiento del contacto con la ciudadanía.

– Gobernador, se debate en el Senado la Ley de Medios Audiovisuales. ¿Cuál es la posición que va a tener el gobierno de la provincia..?

– Disculpe, usted está hablando de un Congreso Nacional. Ahí tiene a los diputados nacionales y tiene a un senador nacional. El Congreso Nacional es un poder que tiene facultades para legislar, decidir y deliberar. Así que, en todo caso, es un tema tan amplio y tan importante, como una nueva Ley de Radiodifusión, que creo que hay que darle a cada artículo que está en esa ley el tratamiento necesario y tiene a los diputados y a los senadores para preguntarles.

– Hoy, a las 5 de la tarde, se va a generar una reunión respecto de este tema. ¿Usted va a asistir?

– Esa reunión, ¿dónde se hace?

– En la Legislatura.

– ¿A usted le parece que yo tengo que asistir? Si me invitan, vamos a ver. Pero es una reunión de los legisladores. No entiendo por qué y no está previsto que vaya. Es importante y es un tema que se puede tratar en todos los foros y en todos los ámbitos, pero el gobernador no tiene por qué opinar de lo que hace el Congreso de la Nación, ni opinar de lo que hacen los legisladores provinciales. Forma parte de la democracia. Acá no hay una monarquía.

– Usted hacía referencia en el discurso, hace unos minutos, al tema del gas. ¿Cómo se explica el hecho de que el gobierno de la provincia pida que se aumente el gas?

– ¿Es una respuesta o una pregunta?

– Una pregunta.

– Está bien, pero el `cómo se explica´ suena como una respuesta. La provincia del Neuquén produce el 51 por ciento del gas de la república y consume solamente el 1 por ciento. Ese precio está congelado en el consumo domiciliario desde hace siete u ocho años, salvo el cargo que el gobierno dio a conocer, que se aplicó recientemente y que dio lugar a toda la situación que usted conoce. Pero, nosotros, desde que asumí, hemos insistido en que el precio del gas en boca de pozo no podía estar congelado. Entonces, ¿por qué se explica o cuáles son las explicaciones que tiene que dar un gobierno provincial sobre que el gas no puede estar congelado? Es la misma explicación por la cual su salario no tiene que estar congelado por siete u ocho años. Y la misma explicación por la cual el trigo, el pan, la carne o cualquier insumo de la economía no puede quedar congelado por siete y ocho años, cuando las demás variables de la economía oscilaron y tuvieron variaciones.

El gas que hoy Neuquén produce se vende entre 0,5 y 2 dólares por millón de BTU (British Thermal Unit, unidad térmica), cuando el de Bolivia llegó a valer el año pasado 10 dólares y este año vale de 5 a 6 dólares. Ese valor tan bajo del valor en boca de pozo hace que en Neuquén no haya inversiones en exploración y hace que la provincia reciba menos regalías de las que merece. Por eso es preciso que el gas que Neuquén exporta al resto de la república tenga un valor justo y equitativo. Esta es una realidad de la economía. O sea, la explicación se la doy por reglas económicas. La economía no permite que un recurso como el gas, que es no renovable, se esté regalando. Y la provincia del Neuquén lo está regalando y no está dispuesta a regalar más este gas al resto de la república.

Estamos dispuestos a venderlo al resto de la república a un precio equitativo y justo. Y hemos pedido a la Nación un cuadro tarifario progresivo y ascendente, para sincerar una situación que es absolutamente artificial. Las tarifas de gas y las tarifas de electricidad, que se mantuvieron congeladas tantos años, han hecho que en las hidroeléctricas neuquinas, de las cuales la provincia de Neuquén es socia, en dos de ellas, hace años que no se cobra la electricidad que se produce. En las hidroeléctricas de la provincia de Neuquén se cobra apenas lo necesario para poder sostenerse. Y esto es imposible. ¿Por qué? Porque la realidad económica lo manda.

Un gas barato ha hecho que la matriz energética de Argentina, que es decir cómo se genera la energía en Argentina, tenga un 60 por ciento de gas. Y ha hecho que, con el GNC (Gas Natural Comprimido), las camionetas doble tracción se hayan convertido a gas. Estamos subsidiando a gente que tiene recursos económicos como para pagar el combustible de sus camionetas. O hay consumidores de gas del Gran Buenos Aires, de la Capital Federal, de Santa Fe y de Córdoba que tienen sus mansiones y sus casas grandes, que no las critico sino las señalo, que tienen sus barrios cerrados y sus comercios y hoteles; todos a un precio de gas que está subsidiado. Bueno, Neuquén no puede seguir subsidiando a toda la república. Nosotros podemos subsidiar, dentro de la provincia de Neuquén, a las personas de bajos recursos y a la gente que necesita la garrafa social. Eso preferimos hacerlo nosotros y no que lo haga la Nación. Pero que la Nación nos reconozca, a través de una política tarifaria adecuada, el precio adecuado en el valor en boca de pozo.

Y le voy a decir algo más: el valor en boca de pozo es el 30 por ciento del valor de la factura de gas en el domicilio que cada ciudadano paga. Nosotros estamos pidiendo que se actualice ese valor en boca de pozo. Al actualizarlo, ese impacto no va a ser directo sobre la tarifa, va a ser proporcional. Entonces, creemos que es un acto de justicia y hay muchas razones por las cuales la tarifa de gas y la de electricidad tienen que actualizarse en la república. Y que nos dejen a nosotros, luego, fijar la política tarifaria para la provincia de Neuquén, para nuestros habitantes. Pero no podemos seguir regalando el gas. Es un recurso no renovable y el horizonte de reservas tiene seis años, las comprobadas en Neuquén.

Tenemos que ir a explorar para cubicar más reservas, que están en el subsuelo. Hay más gas, pero hay que ir a buscarlo. Para esto hacen falta grandes inversiones, así que me sumo a la prédica de los trabajadores del petróleo y el gas, que necesitan un valor justo para mantener sus fuentes de trabajo. Si no mantenemos un valor justo del gas, las fuentes de trabajo se van perdiendo. Hace pocos meses, dos meses nomás, había tres mil telegramas de despido. Esa es una razón más que le doy de por qué tiene que autorizarse el valor del gas. Y eran tres mil telegramas de despido que estaban al salir por parte de las empresas productoras, porque no podían sostener a los trabajadores en sus trabajos porque el precio del gas no se los permitía.

Se han generado herramientas: el Gas Plus, el Petróleo Plus, el Refino Plus y la Energía Plus. Pero necesitamos que el gas viejo (en referencia al que no entra en el programa Plus) que produce Neuquén, el gas de antigua data que Neuquén viene produciendo, tenga un valor razonable, un valor equitativo. No pedimos que las tarifas se apliquen fuertemente o que haya un tarifazo fuerte ahora, sino pedimos que el cien por ciento de los consumidores de al república, menos los que tienen problemas sociales, tenga un crecimiento paulatino y ascendente (en las tarifas) para que los neuquinos podamos seguir produciendo gas.

Sino, y le doy la última razón, ¿qué va a suceder si no se actualiza el valor del gas? En poco tiempo más, en seis años, si no se explora, no va a haber más gas y los argentinos lo van a tener que importar. Y lo van a tener que pagar a 5 dólares y a 10 dólares, que es el valor internacional. Pero creo que eso no va a llegar porque los argentinos tienen que aplicar su inteligencia y saber que en la cuenca Neuquina hay suficiente gas como para abastecer a la república. Lo único que necesitamos es un precio equitativo.