El sector frutícola se reunió con representantes de Nación

enero 20, 2010

Fue durante la entrega de aportes a pequeños y medianos productores donde se trató el Plan Frutícola Integral. Estuvieron presentes autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y del Ministerio de Desarrollo Territorial de Neuquén.

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, junto a autoridades de su cartera, intendentes regionales representantes de las cámaras de productores de fruta neuquinas y de la Federación Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, se reunieron en Casa de Gobierno, con el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Lorenzo Basso, para tratar diversos temas relacionados al Plan Frutícola Integral (PFI).

En la reunión se habló de la institucionalización del PFI y se planteó la necesidad de una ley nacional que lo legitime y le permita tener un órgano de conducción con previsibilidad presupuestaria. El presupuesto para el año 2010 también fue tema de debate.

También se presentaron Ideas-Proyectos para inversión en estructura de procesamiento, frío y comercialización; legislación para la trazabilidad comercial de productos perecederos; aspectos sanitarios; financiamiento; y la problemática de la negociación salarial.

Al cierre de la jornada, el ministro Bertoya comentó que “fue una reunión muy productiva en donde se le informó al secretario Basso de toda nuestra problemática. Él reconoció que fue muy fructífera y remarcó el alto nivel de los programas y las metas que hemos establecido” agregó el funcionario.

Respecto al reconocimiento que el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, el ministro dijo que ello “se debe a un gran esfuerzo por estar en contacto permanente con los productores y con los representantes de las cámaras, a los efectos de estar en la misma sintonía y elaborar una agenda común entre el sector público y el sector privado.”

Por otro lado, el Bertoya dejó en claro que desea para este año “poder abordar la problemática de los problemas estructurales del sector y no continuar indefinidamente con la ayuda directa a los productores, sino con reformas estructurales que hacen falta para que la actividad sea competitiva”.